sábado, 9 de mayo de 2009

Dentro de la bestia

"Si por mi fuera, me pasaría el día haciendo el amor, y no sólo porque me guste sino porque es entonces cuando parece que las cosas llegan al límite ; cuando aunque solo sea por tres segundos, huyo, salgo de mí, me hincho de luz y me aclaro, feliz y sin memoria, pretendida en labios inventores de espléndidos engaños y entonces me digo que sí, que tiene sentido seguir adelante, a pesar de esta certeza de estar siempre sola."

Lucía Etxeberría

video

Queriendo, necesitando, esperándote /Para justificar mi amor/Esperando/¿Qué voy hacer?

Madonna "The beast within"

Su inestabilidad era provocada por ella misma. Estaba claro. Desde niña. Pero no sabía actuar de otra manera. Aunque quisiera. Aunque luchara porque eso muchas veces le hacía daño.

Era (o se creía) demasiado compleja (o tal vez era todo lo contrario) que había tanto dentro de ella misma que por eso, posiblemente, buscaba contacto con diferentes personas, intentando complementar y saciar cada parte de sí misma, de esas diferentes "personalidades"... y cuando esa persona había cubierto "esa necesidad", empezaba a aburrirle y por eso, buscaba otra persona nueva... algunas personas no pasaban de una vez, no le transmitían nada; otras duraban unos meses, algunas llegaron a compartir momentos (aunque esporádicos siempre, siempre, daba igual los de días o los de más tiempo) durante algunos años... estaba por llegar (se decía a veces) alguien que realmente "le llenase"... aunque ya hubo quien estuvo muy cerca...

Tal vez era todo más fácil: tanto contacto físico porque buscaba el cariño que necesitaba. O porque su autoestima era cero patatero y tenía que encontrarla (falsa y temporal) en esas relaciones. Pero escogía siempre mal... ¿adrede? ¿Un masoquismo moral, sentimental, autodestrucción extraña?

Aunque tal vez, simplemente, sin más excusa ni complicación, es que era promíscua.

Srta.Marta, 2009

No hay comentarios: