jueves, 30 de abril de 2009

Cuarto oscuro

¿de eso hablabas?
bueno...
no es muy original
(no niego que puede ser apetecible)
pero
seamos realistas
lo que sí resulta ser
es
poco probable
al menos contigo, "hombre sin tiempo"

menteix-li

quan en els teus somnis em tornis a veure. Vull que en les teves nits buides, mentre ella et mira, el meu record en els seus ulls no et deixi dormir. Digues-me que serà de la teva vida (i en quin m'afectarà a mi). Tres preguntes pendents... estimat "tutor"...

video

Dime que será de tu vida cuando cierres heridas, pienses que ya me olvidas y te acuerdes de mi. Horas que se van como días, que se van como olas y al final desembocan en un mundo sin ti. Llámame cuando no sientas calor en tu piel... Llámame sin saber que ya no estoy... Miéntele cuando en tus sueños me vuelvas a ver... Miéntele sin saber que ya no estoy aquí... Tonta, me creí tus mentiras, porque cuando lastimas, yo me siento perdida pero me haces feliz... Quiero que en tus noches vacías, mientras ella te mira, mi recuerdo en sus ojos no te deje dormir. Llámame cuando no sientas calor en tu piel... Llámame sin saber que ya no estoy... Miéntele cuando en tus sueños me vuelvas a ver... Miéntele sin saber que ya no estoy aquí... Dis moi, qu'est ce que ça fait d'être dans les bras d'une autre, Dans les draps d'une autre et de crier mon nom… C’est ma voix qui te touche quand tu la touche Ca relate milles supplices Comme une bougie sur l'hotel sacré, La flamme éclaire, l'autre, elle Et maint'nant je voudrais just' te dire Regarde-moi, regarde la, dis moi
Beatriz Luengo, "Dime",
segundo single de "Carrusel"

Historia de Vampiros

Sus padres y hasta sus abuelos/fueron vampiros de prosapia/y tras su leve mordedura/sangre libaban a su anchas,/pero éste en cambio era un vampiro/que apenas si sorbía agua/al mediodía y en la cena/de noche y en las madrugadas./Abstemio de sangre/era la vergüenza/de los otros vampiros/y de las vampiresas./Este vampiro tan distinto/osó crear una variante/proselitista de vampiros/anónimos y militantes/bajo la luna hizo campaña/con sus consignas implacables/«Vampiros sólo beban agua,/la sangre siempre trae sangre...»/Abstemio de sangre/era la vergüenza/de los otros vampiros/y de las vampiresas./Pero temieron sus colegas/que esa doctrina peligrosa/tentase a los vampiros flojos/que beben sangre con gaseosa./Y así una noche de tormenta/cinco quirópteros de lidia/le propinaron al indócil/sus dentelladas de justicia./Abstemio de sangre/era la vergüenza/de los otros vampiros/y de las vampiresas./El desafío del rebelde/quedó allá abajo en cuerpo y alma/con cinco heridas que gemían/formando un gran charco de agua./Lo extraño fue que los verdugos/colgados de una vieja rama/a su pesar reconocieron/el buen sabor del agua mansa./Abstemio de sangre/era la vergüenza/de los otros vampiros/y de las vampiresas./Desde esa noche ni vampiros/ni vampiresas chupan sangre/los hematíes son historia/y el agua corre Dios mediante./Y como siempre ocurre en estos/y en otros casos similares/el singular vampiro abstemio/es venerado como un mártir./Abstemio de sangre/y de ahí las ofrendas/de los otros vampiros/y de las vampiresas.

Joan Manuel Serrat música y letra c/Mario Benedetti

video

miércoles, 29 de abril de 2009

Sensaciones



Se .......sentía
tan falto "de todo"

que reclamaba
demasiada ................... atención

por eso resultaba...
.
in
so
por
ta
ble
Srta.Marta

Estamos ciegos

Cuando acabó la lectura, avanzada la noche, el viejo de la venda negra dijo, A esto estamos reducidos, a oír leer, Yo no me quejo, podría estar siempre así, dijo la chica de las gafas oscuras, Tampoco me quejo yo, digo que sólo servimos para esto, para oír leer la historia de una humanidad que existió antes que nosotros, aprovechamos la suerte de tener unos ojos lúcidos, los últimos que quedan, si un día estos ojos se apagan, y no quiero ni pensarlo, entonces el hilo que nos une a esa humanidad se romperá, será como si estuviésemos apartándonos los unos de los otros en el espacio, para siempre, tan ciegos ellos como nosotros, Mientras pueda, dijo la chica de las gafas oscuras, mantendré la esperanza, la esperanza de encontrar a mis padres, la esperanza de que aparezca la madre de este niño, Has olvidado la esperanza de todos, Cuál, La esperanza de recuperar la vista, Hay esperanzas que es locura alimentar, Pues os digo que si no fuera por ellas, ya habría desistido de la vida, Dame un ejemplo, Volver a ver, Ése ya lo conocemos, dame otro, No lo doy, Por qué, No te importa, Cómo sabes que no me importa, qué sabes de mí para decidir por tu cuenta lo que a mí me importa o no, No te enfades, no tuve intención de molestarte, Los hombres son todos iguales, piensan que con haber nacido de barriga de mujer, ya lo saben todo de las mujeres, Yo de mujeres sé poco, de ti, nada, y en cuanto al hombre, para mí, tal como
van las cosas, ahora soy un viejo, y tuerto además de ciego
, No tienes nada más que decir contra ti, Mucho más, no puedes ni imaginar la lista negra de mis autorecriminaciones y cómo crece a medida que los años van pasando, joven soy yo, y ya voy bien servida, Aún no has hecho nada verdaderamente malo, Cómo puedes saberlo si nunca has vivido conmigo, Sí, nunca he vivido contigo, Por qué repites en ese tono mis palabras, Qué tono, Ése, Sólo he dicho que nunca he vivido contigo, El tono, el tono, no finjas que no me entiendes, No insistas, te lo ruego, Insisto, necesito saberlo, Volvamos a las esperanzas, Pues volvamos, El otro ejemplo de esperanza que me negué a dar era ése, Ese, cuál, La última autorecriminación de mi lista, Explícate, por favor, no entiendo de galimatías, El monstruoso deseo de que no recuperemos la vista, Por qué, Para seguir viviendo así, Quieres decir todos juntos, o tú conmigo, No me obligues a responder, Si fueses sólo un hombre podrías esquivar la respuesta, como hacen todos, pero tú mismo acabas de decir que eres un viejo, y un viejo, si haber vivido tanto sirve de algo, no debería volverle la cara a la verdad, responde, Yo contigo, Y por qué quieres vivir conmigo, Esperas que te lo diga delante de todos, Cosas más sucias, más feas, más repugnantes hemos hecho unos ante los otros, seguro que no será peor lo que tienes que decirme, Sea, si lo quieres, porque al hombre que aún soy le gusta la mujer que tú eres, Tanto te ha costado hacer una declaración de amor, A mi edad uno tiene miedo al ridículo, No ha sido ridículo, Olvidemos esto, por favor, No tengo intención de olvidar ni dejarte que olvides, Es un disparate, me has obligado a hablar, y ahora, Y ahora me toca a mí, No digas nada de lo que puedas arrepentirte, recuerda lo de la lista negra, Si yo soy sincera hoy, qué importa que mañana tenga que arrepentirme, Cállate, Tú quieres vivir conmigo, y yo quiero vivir contigo, Estás loca, Viviremos juntos aquí, como un matrimonio, y juntos seguiremos viviendo si tenemos que separarnos de nuestros amigos, dos ciegos pueden ver más que uno, Es una locura, tú no me quieres, Qué es eso de querer, yo nunca quise a nadie, sólo me acosté con hombres, Estás dándome la razón, No. lo estoy, Has hablado de sinceridad, respóndeme sinceramente si es verdad que me quieres, Te quiero lo suficiente como para querer estar contigo, y esto es la primera vez que se lo digo a alguien, Tampoco me lo dirías a mí si me hubieras encontrado antes, un hombre viejo, medio calvo, el pelo que le queda blanco, con una venda en un ojo y una catarata en el otro, No lo diría la mujer que entonces era, lo reconozco, quien lo ha dicho es la mujer que ahora soy, Veremos entonces qué va a decir la mujer que serás mañana, Me pones a prueba, Qué idea, quien soy yo para ponerte a prueba, la vida es quien decide estas cosas, Una la ha decidido ya.

Tuvieron esta conversación cara a cara, los ojos ciegos de uno clavados en los ojos ciegos del otro, los rostros encendidos y vehementes, y cuando, por haberlo dicho uno de ellos y por quererlo los dos, concordaron en que la vida había decidido que vivieran juntos, la chica de las gafas oscuras tendió las manos, simplemente para darlas, no para saber por dónde iba, tocó las manos del viejo de la venda negra, que la atrajo suavemente hacia sí, y se quedaron sentados los dos, juntos, no era la primera vez, claro está, pero ahora habían sido dichas las palabras de recibimiento.

"Ensayo sobre la ceguera", José Saramago

video

Recomendación personal: no ver la película "A ciegas" sin haber leído el libro antes

video

martes, 28 de abril de 2009

Amorcito


Hablo con cientos de hombres.
Muy pocos son felices.
Cuando ya tienen confianza conmigo entran en mi msn para discutir de política unas veces, para charlar y desahogarse la mayoría de las ocasiones. Por alguna razón encuentran refugio en mí, en mis palabras, en mi silencio atento. Parece que sólo estamos charlando, pero en cierto modo me siento responsable de ellos. Soy la confesora de mucha gente, ante la que me abro y me muestro como soy: el primer soldado que sale de la trinchera ofreciendo el pecho a las balas enemigas.
Mi valentía les fascina tanto como a mí su cobardía.

Entre los muchos que me escriben, sólo escojo a los más inteligentes. A veces quedo con algunos de ellos. Nunca buscaría el amor en la red, pero soy muy curiosa y la curiosidad tiene caminos insólitos, para aprender hay que conocer.

El único que ha despertado mi deseo intelectual y sexual en idéntica proporción es Amorcito. Cuando le vi por primera vez, lo encontré tan guapo que supe que tenía que haber truco. No quiere saber nada de mi guerra. Le gusta asomarse a mi locura y curiosear, aprender, como él dice, y después regresa a su burbuja, de donde sólo le sacará la futura madre de sus hijos, si es que un día aparece.
Mis palabras a veces logran que sienta el mismo vértigo que yo, pero en cuanto se aleja del calor de mi presencia, su entusiasmo se enfría y recula. Desearía haberle conocido en otra época menos difícil de mi vida y haberle podido tratar como se merece, sería un buen discípulo si yo lograra respetar su ritmo, pero vivir en matrix me impone un diapasón muy acelerado. Con frecuencia me impaciencia su indecisión, su cobardía, su indiferencia y le regaño. Como si yo no
supiera que esa es la mejor manera de alejarlo de mí. Ahora no puedo permitirme el lujo de enamorarme, de vivir para un solo hombre, tengo demasiado amor por repartir, pero de buena gana invertiría toda mi energía en hacerle feliz. Si tuviera tiempo, me enamoraría de él en exclusiva.
Soy como esos jugadores de ajedrez que compiten contra muchos otros a la vez, tengo la cabeza en cien sitios distintos; y desde que mantengo conversaciones simultáneas online, mi capacidad de respuesta se ha multiplicado. Hablar con tanta gente te da una perspectiva muy amplia de las cosas. Yo les escucho. A cambio, ellos quieren que les hable.

"Seduciendo a dios",
© El Ejército del Futuro © de esta edición: Proscritos LaEditorial
Apdo. correos 57 28250 Torrelodones. Madrid
www.proscritoseditorial.com

lunes, 27 de abril de 2009

Eh Tú!



Susúrrame

al oído

Aquello que desees

imaginándote

junto a mí

¿qué me dirías?
.
Srta.Marta

En tí?

mi traducción:
"Sólo cuando me pierdo en alguien más
me encuentro a mí mismo
Sólo cuando me pierdo en alguien más
Me encuentro a mí mismo...
Algo bello está pasando dentro de mí
algo sensual, lleno de fuego y misterio
Me siento hipnotizado, me siento paralizado
He encontrado el cielo
Hay cientos de razones
del porqué no debería pasar mi tiempo contigo
Y por cada razón para no estar aquí,
puedo pensar en dos
que me mantienen aguantando,
sintiendo que nada está mal
dentro de tu cielo
Sólo cuando me pierdo en alguien más
me encuentro a mí mismo
Sólo cuando me pierdo en alguien más
Me encuentro a mí mismo...
Puedo sentir que el vacío
dentro de mí se oscurece y desaparece
Hay un sentimiento de alegría
ahora que tú estás aquí
Me siento satisfecho
Pertenezcoa tu cielo aterciopelado
¿Necesité vender mi alma
por un placer como éste,
tuve que perder el control
para atesorar tu beso,
necesité poner mi corazón
en la palma de tu mano,
antes de que pudiera empezar a entender?
Sólo cuando me pierdo en alguien más
me encuentro a mí mismo
Sólo cuando me pierdo en alguien más
Me encuentro a mí mismo..."

video

"Only when I lose my self", Depeche Mode

y para mí no es que hable de amor precisamente...

domingo, 26 de abril de 2009

Historias raras

Le observaba conduciendo y sonreía. Esa era su quinta cita. Se encontraba agusto con él, se podía hablar de muchas cosas, era educado, agradable, atento. Había pasado el día sorprendiéndola: había reservado manicura y pedicura para ella, le había regalado un vestido, un conjunto de ropa interior y unas sandalias, todo lo que llevaba en ese momento.

Lo que reconocía que se le hacía raro era que aún ni la hubiese besado ni hubiese habido ningún tipo de contacto físico más allá de los 2 típicos besos de amigos, cuando por otro lado él reconocía lo atraído que se sentía por ella, pero bueno, no tenía prisa, le apetecía acostarse con él, pero a veces tomarse las cosas con calma tampoco estaba mal.

- No me has dicho dónde vamos,-preguntó sonriéndole. Acababan de salir de cenar de un restaurante del centro.

- A mi casa,-respondió él.

"Vaya",-pensó ella,- "a lo mejor ha llegado el momento..." No tardaron en llegar. Dejó el coche en el garaje y subieron en el ascensor. Cuarto piso. Las luces por sensor de movimiento del descansillo se encendieron automáticamente al salir del ascensor. A la derecha, la segunda puerta, la puerta D2. El ruido de los tacones se amortiguaba con la moqueta morada del suelo. Ella estaba nerviosa y no acertaba a decir nada. El abrió la puerta y encendió la luz del pasillo. Entró tras de él.

-Deja el bolso en el aparador, si quieres y pasa- dijo él. Ella lo hizo y pasó hacia la siguiente habitación de frente, el salón, apenas iluminado por la luz de la calle. El entró tras de ella. -Al fondo del pasillo, está el dormitorio, espérame allí.

Se quedó cortada. No esperaba tanta rapidez de pronto. Pero lo hizo. Se dirigió lentamente y en la oscuridad por el pasillo que quedaba a su izquierda hasta la puerta del fondo, la abrió y encontró efectivamente el dormitorio, una cama de matrimonio con una colcha de color crema y unas grandes flores granate y la luz de una de las mesitas encendida.

-"Vaya... lo tenía preparado",-pensó y se sentó a los pies de la cama. Bueno, tampoco era raro, la verdad es que había tardado mucho en lanzarse pero no esperaba que fuese así, tan de golpe, sin haber habido ningún tipo de contacto físico anterior. El entro y acercándose a ella, le hizo ponerse en pie y sin mediar palabra, comenzó a desabrochar el vestido que esa misma tarde él le había regalado. Ella alzó sus manos para acariciarle, pero él las cogió rechazándola.

-No,-dijo friamente,- tú estate quieta.

Ella apartó las manos. Ese juego era nuevo para ella y decidió dejarse llevar, ver hacia donde se encaminaba. Se dejó quitar el vestido, la ropa interior. El lo colgó todo en un perchero que había al otro lado de la habitación. Abrió la cama dejando caer a los pies la colcha.

-Túmbate,-le dijo. Ella lo hizo, boca arriba, colocándose en el centro de la cama. Le miraba. Su rostro no denotaba emociones y eso la ponía nerviosa pero a la vez, esa extraña situación la excitaba. Miraba como empezaba a desnudarse. -No me mires,-le dijo. Ella se quedó pasmada, pero cerró los ojos, para volver a abrirlos cuando él se sentó a horcajadas sobre su vientre. Ella le sonrió y entonces su mirada cambió.

-No te muevas, no me mires, no quiero ni un sonido ni notar ni un sólo movimiento de tu cuerpo,-dijo fríamente mientras empezaba a acariciar su polla. Ella se quedó mirándole, no sabía cómo reaccionar. -Que no me mires,-insistió él, enérgico. Ella cerró los ojos. -No cierres los ojos, déjalos abiertos, pero vuelve la cara hacia un lado.

Obedeció girando la cara hacia la izquierda, quedandose mirando la blanca pared. Esa situación empezaba a resultar demasiado extraña incluso para ella. Minutos más tarde no pudo evitar girar la cara y mirar, seguía masturbándose, mirándola fijamente y se enfadó cuando vió que lo miraba, la agarró apretando las mejillas con una mano y acercando su cara a la de ella se lo repitió: "que ni te muevas ni me mires, puta",-le espetó a la cara. Ella volvió a girarla. Minutos después, todo en silencio, notó el semen caliente caer sobre su vientre y sus pechos.

El se levantó pero ella permaneció quieta. No pensaba moverse mientras él no dijese nada, no sabía cómo podría reaccionar.

-La primera a la derecha es el baño, lávate y vístete,-dijo por fin. Ella lo hizo. Entró al baño. Se miró en el espejo y vió la leche en su cuerpo. Quería largarse de allí enseguida así que abrió el grifo y con las manos se lavó como pudo, se secó y volvió al dormitorio. El no estaba allí. Se vistió y fue hacia el salón. El esperaba con su bolso en la mano. -Tienes un taxi abajo esperando, está pagado, no te preocupes por eso.

Ella llamó al ascensor mientras él esperaba en el dintel de su puerta, desnudo. Ella no se atrevía a mirar más que de reojo.

-Oye, ha estado bien,-le dijo,- pero no me llames ¿vale?

Abrió la puerta del ascensor y antes de entrar, se giró para decirle, simplemente:

-Desde luego que no pensaba hacerlo.

El vigilante nocturno de la urbanización abrió la puerta para que saliese con un "Buenas noches" de despedida. Ella no contestó. Subió al taxi y dió la dirección. No reaccionaba. Si hubiese tenido que explicar en ese momento qué sentía no hubiese podido hacerlo. Llegó a casa, se desnudó y se metió en la cama. Se durmió enseguida.

Al día siguiente, mientras recogía la ropa y las sandalias -que posteriormente decidió tirar- supo que en su vida jamás se había sentido tan humillada, tan "cosa" y que el tío desde luego sabía montarselo muy bien, primero te trataba como una reina para después, hundirte. Sí, era todo un profesional. Y decidió que, ya que no iba a poder olvidar aquel episodio extraño y desagradable, al menos, no sería de los que contaría a nadie.

Srta.Marta


El cañón de una pistola

Te refieres a este asqueroso calentón
que va sobre mis pies cansados
que buscan descanso
que no llega nunca
Esta retorcida,
torturada confusión,
este lecho pecaminoso
que anhela descanso
y sentirse insensible
¿Qué esperas de mí?
¿Qué es lo que quieres?
Sea lo que sea
lo que has planeado para mí
No soy el adecuado
Un apetito voraz
me visita cada noche
Y no se verá satisfecho
no será negado
Un dolor insoportable
un repicar en mi cerebro
que deja la marca de Caín
aquí dentro
¿Qué se supone que debo hacer
cuando todo lo que he hecho
me indica
que no soy el adecuado?
Sea lo que sea lo que haya hecho
he estado mirando
por el cañón de una pistola
¿Necesitas algo de mí?
¿Te lo estás pasando bien?
Nunca accedí a ser
tu ser sagrado
Sea lo que sea lo que haya hecho
he estado mirando
por el cañón de una pistola

video

"Barrel of a gun", Depeche Mode

sábado, 25 de abril de 2009

Como gata boca arriba

Te quiero como gata boca arriba,
panza arriba te quiero,
maullando a través de tu mirada,
de este amor-jaula violento,
lleno de zarpazos como una noche de luna
y dos gatos enamorados discutiendo su amor en los tejados,
amándose a gritos y llantos, a maldiciones,
lagrimas y sonrisas
(de esas que hacen temblar el cuerpo de alegría)

Te quiero como gata panza arriba
y me defiendo de huir,
de dejar esta pelea de callejones y noches sin hablarnos,
este amor que me marea,
que me llena de polen,
de fertilidad y me anda en el día por la espalda
haciéndome cosquillas.

No me voy, no quiero irme, dejarte,
te busco agazapada ronroneando,
te busco saliendo detrás del sofá,
brincando sobre tu cama,
pasándote la cola por los ojos,
te busco desperezándome en la alfombra,
poniéndome los anteojos
para leer libros de educación del hogar
y no andar chiflada y saber manejar la casa,
poner la comida, asear los cuartos,
amarte sin polvo y sin desorden,
amarte organizadamente,
poniéndole orden a este alboroto
de revolución y trabajo y amor a tiempo y destiempo,
de noche, de madrugada,
en el baño, riéndonos como gatos mansos,
lamiéndonos la cara como gatos viejos y cansados
a los pies del sofá de leer el periódico.

Te quiero como gata agradecida,
gorda de estar mimada,
te quiero como gata flaca perseguida y llorona,
te quiero como gata, mi amor,
como gata, Gioconda,
como mujer, te quiero.

Gioconda Belli

viernes, 24 de abril de 2009

visionario

Pienso que las instituciones bancarias son más peligrosas para nuestras libertades que ejercitos enteros listos para el combate. Si el pueblo americano permite un día que los bancos privados controlen su moneda, los bancos y todas las instituciones que florecerán en torno a los bancos, privarán a la gente de toda posesión, primero por medio de la inflación, enseguida por la recesión, hasta el día en que sus hijos se despertarán sin casa y sin techo, sobre la tierra que sus padres conquistaron.

Thomas Jefferson, 1802
Hemos superado los 4 millones de parados... en enero no íbamos a llegar a esa cifra, decían esos del (des)Gobierno... claro que de qué nos vamos a sorprender ya si es que hace un año negaban la crisis y todo el que hablaba de ella era un "antipatriota"... ahora al que dice "vamos a ir a peor" le llaman "agoreros catastrofista"... pero de momento, los agoreros van acertando con lo que va llegando...
Hoy nos dicen que estamos en el peor momento de la crisis... en enero, decían lo mismo esos del (des)Gobierno... y les preguntan si llegaremos a los 5 millones y con cara de pasmada la señora en cuestión dice: "no". Y se queda tan ancha.
Hoy ha interesado más la la industria alrededor de la cultura y "lo alegre que es nuestro país en la actualidad", que las cifras del paro, a esos del (des)Gobierno...
Lo que está claro es que esos del (des)Gobierno de videntes no vivían
Lo que está claro es que esos del (des)Gobierno no deben vivir en España o van "dopaos" todo el día y no se enteran y siguen viviendo en sus Mundos de Yupi o están tan acostumbrados a mentir y que "les crean" -quien lo haga- que esa sigue siendo "su política más acertada"...

jueves, 23 de abril de 2009

Asignatura pendiente


El día de hoy no se volverá a repetir. Vive intensamente cada instante, lo que no significa alocadamente, sino mimando cada situación, escuchando a cada compañero, intentando realizar cada sueño positivo, buscando el éxito del otro, examinándote de la asignatura fundamental: el Amor. Para que un día no lamentes haber malgastado egoístamente tu capacidad de amar y dar vida.

"El club de los poetas muertos", 1989

miércoles, 22 de abril de 2009

Joya

video

Queen "Bijou"

You and me

we are destined

you'll agree

To spend the rest of our lives

with each other

The rest of our days

like two lovers

Forever

Yeah

Forever

My bijou...

Mi traducción:

Tú y yo estamos destinados. Tú estarás de acuerdo, en pasar el resto de nuestras vidas el uno con el otro, el resto de nuestros días como dos amantes... Siempre... Sí ... Siempre... Mi joya...

martes, 21 de abril de 2009

Se busca


alguien me diga esto de corazón... y sin segunda intención (toma rima)

ñ

Sabes lo que te digo? Que ahora mismo me das la mano y salimos los dos de este cuarto lleno de recuerdos..

Sabes lo que te digo? Que se acabo! que nos vamos por ahi, por los bares, por las calles, a donde sea! que vamos ha encender el motor del olvido y vamos a cerrar para siempre esa caja llena de cristales que te hieren el alma.

Sabes lo que te digo? Que se acabo! que se acabo todo esto! Que aqui tienes un colega, que aqui tienes un amigo.

Ahora que ese idiota ya se fue, ahora que termina la mentira, ahora es el momento de escapar de tu lamento y de dar la bienvenida a tu vida. Y volver a vivir mirando pa ti, volver a sentirte to guapa, hacer lo que quieras entrar o salir, sin nadie colgado a tu espalda, quien quiera quererte tendra que saber, que lu vales mas que la Alhambra! que ya se acabo el vivir para nadie, que nada merece tus lagrimas.

Sacudete el dolor mira pa lante, detras tan solo quedan telarañas, tu eres una diosa, tu eres poderosa, y ahora es infinita tu mirada, que ahora que se idiota ya se fue, abre las ventanas que entre el aire, ya se acabo el no puedo, con tu voz parecen ruegos, volveras a ser princesa de los mares!

Y volver a vivir mirando pa ti, volver a sentirte to guapa, hacer lo que quieras entrar o salir, sin nadie colgado a tu espalda, quien quiera quererte tendra que saber, que lu vales mas que la Alhambra! que ya se acabo el vivir para nadie, que nada merece tus lagrimas.

Tu vida es ahora un lienzo blanco, dibujale el paisaje q tu quieras, no vuelvas la mirada, detras no queda nada, en tu mundo se acabaron las fronteras.

Y volver a vivir mirando pa ti, volver a sentirte to guapa, hacer lo que quieras entrar o salir, sin nadie colgado a tu espalda, quien quiera quererte tendra que saber, que lu vales mas que la Alhambra! que ya se acabo el vivir para nadie, que nada merece tus lagrimas

El Arrebato "Mirando pa ti"

lunes, 20 de abril de 2009

Me pone violenta

en el sentido literal de "violenta"...
es superior a mí, me pone de mala leche
  • no soporto el ruido de la gente masticando
  • no soporto el ruido de la gente degustando la comida como si no hubiese una próxima
  • no soporto el ruido de los cubiertos contra los platos cuando la está está rebañando la comida

ayssss que mosqueo llevo ahora mismo...

Oh




Oh oh...

.

Vaya.

.

La imaginación se dispara.


domingo, 19 de abril de 2009

Cancionero

Sabes que estoy colgando en tus manos
así que no me dejes caer
p
Quiero tener tu fragancia conmigo,
Y beberme de ti lo prohibido

o
la canción no me gusta mucho (vamos no me gusta nada), se me hace plasta y demasiado moñas, pero tiene frases sueltas interesantes...
Canción: Colgando en tus Manos (C. Baute y M. Sánchez)

sábado, 18 de abril de 2009

No quise hacerle daño

Esperé aquel momento muchos días.
Fue fácil deslizarme hasta su cuarto.
Su ventana cedió como un gruñido.

Mis pies no despertaron las alfombras.
Fue fácil deslizarse hasta su cama
y verla respirar. Hasta las sábanas
sentían el calor aquella noche.
No perjudica a nadie el acostarse.

Un poquito de amor no daña a nadie.
No le costaba nada haber cedido;
dejarse acariciar unos minutos.
No quise hacerle daño. Se lo dije
tapándole la boca con la mano.

Le dije que iba sólo a acariciarle.
No tenía por qué asustarse tanto.
Tuve que ahogar el grito de sus ojos.

Apreté demasiado. Lo lamento.
Estuvo bien, no obstante,
aun tan inmóvil.



José María Follonosa

viernes, 17 de abril de 2009

Tú me tienes/tú me odias

Du
du hast
du hast mich
du hast mich gefragt
du hast mich gefragt,
und ich hab nichts gesagt
Willst du bis der Tod euch scheidet
treu ihr sein für alle Tage
Nein
Willst du bis zum Tod, der scheide
sie lieben auch in schlechten Tagen
Nein
video
tú tienes
tú me tienes
tú tienes
tú me tienes
tú me preguntaste
tú me preguntaste y yo no dije nada
¿Quieres serle fiel por todos los días
hasta que la muerte os separe?
!No!
¿Quieres amarla aún en los peores días
hasta que la muerte os separe?
¡No!

La letra es un juego de ambigüedades léxicas con los votos de matrimonio alemanes. Comienza jugando con la ambigüedad de sus primeras palabras, pues "du hast mich" ("me tienes/has") y "du hasst mich" (grafía alternativa: du haßt mich, "me odias") son frases homófonas. La anfibología se resuelve al terminar la frase: "du hast mich gefragt und ich hab nichts gesagt", 'me has preguntado y yo no he dicho nada'. Cuando finalmente se rompe ese silencio, el contrayente interpelado responde con un tajante "nein", 'no', en lugar del previsible 'sí, quiero'.
.
El grupo hizo la versión en inglés de la canción y tradujo por algo así:
You (Tú)
You hate (Tú odias)
You hate me (Tú me odias)
You (Tú)
You hate (Tú odias)
You hate me (Tú me odias)
You hate me to say (Tú me odias por decir)
You hate me to say (Tú me odias por decir)
You hate me to say (Tú me odias por decir)
and I did not obey (y no obedecí)
...

jueves, 16 de abril de 2009

ahora vas y lo cascas

vulgar1.
(Del lat. vulgāris).
1. adj. Perteneciente o relativo al vulgo. Apl. a pers., era u. t. c. s.
2. adj. Común o general, por contraposición a especial o técnico.
3. adj. Que es impropio de personas cultas o educadas.
4. adj. Dicho de una lengua: Que se habla actualmente, en contraposición de las lenguas sabias.
5. adj. Que no tiene especialidad particular en su línea.
.
Por 25 pesetas, sinónimos de vulgar o vulgaridad, un dos tres, responda otra vez:


  1. bajo

  2. ramplón

  3. inelegante

  4. mediocre

  5. chabacano

  6. ordinario

  7. srtamarta

  8. tosco

  9. inculto

  10. incorrecto

  11. irrespetuoso

  12. hortera

  13. chocarrero

  14. srtamarta
.

MEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEC
.
-ha cometido una falta pues ha repetido: "srtamarta"...
-jo, es que es taaaaan vulgar...

en 15 minutos

7.15 h.
Dolor. Ahogo. Una pesada losa sobre su pecho. Rabia.

7.16 h.

Apoyado en la encima de la cocina, apagaba el cigarrillo contra el cenicero de cristal azul con intensidad, con esa mala leche con la que hacemos las cosas por la mañana recién levantados cuando nos hemos acostado "rumiando" algún problema. Bebió un último sorbo del café con leche y dejó el vaso en el fregadero, dirigiéndose después al baño.

7.18 h.

Sentía que en su interior algo se rompía por momentos. Y era algo extraño, aunque no del todo desconocido, pero cuando ocurría (por suerte, pocas veces) hacía que se sintiese realmente mal.

El dolor de descubrirse "nada especial" para alguien que sí lo era para él por mucho que en realidad se hubiese estado diciendo casi día a día que no lo era, desde que se conocierion, intentar él mismo convencerse de ello porque sabía que podría sufrir... y darse cuenta finalmente que así era, le noqueaba emocionalmente e incluso su cuerpo se resentía, dejándole físicamente agotado, sin ganas de nada, apático... agradecía que respirar fuese algo mecánico e involuntario porque incluso hubiese dejado de hacerlo en esos momentos.

7.24 h.

-"Claro",-pensó en alto mirándose en el espejo del baño, parando un momento de rasurar su barba de los días festivos en los que no había hecho ni eso, ni afeitarse absorto en sus tristes pensamientos y su autocompasión-"es que a los seres humanos nos gusta vivir viendo lo positivo, ponernos la venda en los ojos cuando sentimos algo especial por alguien, quedarnos sólo con lo que nos hace sentir bien, intentar no ver lo que puede hacer daño, hasta que no nos queda más remedio, hasta que la venda ya está tan raida que no tapa más...",- imaginó que era una simple cuestión de "supervivencia" o al menos, para hacer la vida más llevadera.

Y no quería echar la culpa a esa persona especial sino que en todo caso se la echaba a él mismo, diciéndose que había querido entender cosas que no eran, que en su deseo de ser especial había montado fantasías y castillos en el aire, que había entendido sentimientos y deseos incorrectamente por parte de esa persona. Y eso no le ayudaba a sentirse mejor.

Y tal vez podía estar equivocado. Tal vez esa persona sí había jugado a ese juego, sí había tratado su relación de manera especial para tenerle ahí, pendiente, deseando, anhelando, esperando... haciéndole creer que era distinto a los demás, que no era uno más. Pero eso, ¿cómo iba a saberlo con certeza? Sería una pura cuestión de confianza y fe si existiese una conversación sobre el tema y le dijese "sí, eres especial para mí".

No sabía si merecía la pena darle más vueltas al tema o si realmente lo que tendría que hacer era poner espacio y silencio entre los dos y olvidarse de todo, quedarse con lo vivido, con lo bueno y con lo malo, por "decreto 33" claro... intentar sacar en limpio lo que le había hecho sentir bien, quedarse con eso y pasar página definitivamente...

¡Qué narices! Sabía perfectamente que eso era exactamente lo que tenía que hacer, pero claro, es que, no era fácil.

Al final, terminaría de nuevo cual Scarlet en "Lo que el viento se llevó" diciéndose a sí mismo aquello de "en fin, ya lo pensaré mañana..."
7.30 h.

Srta.Marta

miércoles, 15 de abril de 2009

martes, 14 de abril de 2009

Situaciones ideales?

Poliamor: ¿Es posible amar a dos o más personas a la vez?

“La práctica, estado o habilidad para tener más de una relación amorosa, sexual, simultánea, con el pleno conocimiento y consentimiento de todos los amores involucrados.”
Este término no se aplica para meras relaciones sexuales casuales, orgías anónimas, pernoctas, amoríos, monogamia u otras definiciones populares de intercambio de pareja (“swinging” en inglés).


El "poliamor" tiene como valores -o ideales- la lealtad más que la fidelidad, así como la confianza, la honestidad, la dignidad, el respeto, la comunicación, la negociación y el establecimiento de una relación no posesiva.


La poliamoría trata de relaciones íntimas estables, de relaciones emocionalmente comprometidas mas que de sexo casual. El intercambio de pareja se define como una actividad sexual recreativa, también llamado deporte sexual donde dos parejas o participantes acuerdan tener sexo con la pareja del otro (intercambio) pero sin involucrar amor o afecto. Por eso, generalmente, los poliamorosos tienen una visión distinta a los intercambiadores de pareja, sin embargo, no existe una línea divisoria específica y algunos poliamorosos aceptan el intercambio de pareja en sus propias vidas. Así también sabemos que algunas relaciones de intercambio de pareja han trascendido a relaciones de poliamoría. Los intercambiadores de pareja tienen su propia organización y generalmente se agrupan en clubes sociales. Aunque la poliamoría y el intercambio de pareja son distintos en sus principios, ambos coinciden en ser formas alternativas de relación sexual.


Hasta donde sabemos, el intercambio de pareja no involucra “engaño” pero, a diferencia del poliamor, no implica enamoramiento con sus relaciones externas. Sin embargo, al hablar con algunos activistas de esta corriente hemos sabido que muchos de los intercambiadores de pareja llegan a involucrarse estrechamente con sus múltiples amantes, y a ser amigos y amantes regulares. Algunas personas pueden describirse como poliamorosos aún manteniendo relaciones exclusivas, al mantener lazos afectivos con más de una persona.


Algunas formas de poliamor definidas son las siguientes:


  • Polifidelidad. Involucra múltiples relaciones románticas donde el contacto sexual se restringe a los miembros específicos del grupo.
  • Relaciones jerárquicas. Distingue entre relación “primaria” y “secundaria” (La mayoría de matrimonios abiertos). “Primaria/ secundaria” es una de las más comunes configuraciones de relaciones poliamorosas. En una relación primaria/ secundaria, una persona tiene una relación “primaria” (o posiblemente más de una relación primaria), la cual es una relación cercana, interconectada como la de un esposo o esposa; y, una o más relaciones “secundarias”, las cuales pueden ser relaciones románticas, que típicamente tienen menores expectativas con respecto a participación de bienes, expectativas, intimidad emocional, o alguna combinación de estas. En el modelo primario/ secundario, la pareja principal puede tener ciertos derechos y privilegios (tales como cohabitación, hipoteca compartida, cuidados infantiles, y demás) que no son posibles con los secundarios. No cualquiera está preparado para ser secundario. Algunas veces, los secundarios no pueden esperar que las relaciones satisfagan todas sus necesidades; su papel puede estar circunscrito por ciertas reglas diseñadas para proteger la seguridad de la relación primaria.
  • Poligamia Donde una persona se casa con varios esposos (poliandria) o varias esposas (poliginia), los cuales pueden o no estar casados o mantener relaciones entre sí.
    Relación grupal y
    matrimonio grupal. Donde se considera que todos los miembros están igualmente asociados unos entre otros.
  • Redes de relaciones conexas. Donde cada persona puede tener varias relaciones, en diversos grados de importancia, con varias personas.
    Relaciones mono-poliamorosas. Donde uno de los integrantes es monógamo pero acepta que el otro sostenga relaciones externas.
La mayoría de los monógamos definen la fidelidad como "el compromiso con un sólo amor exclusivo, prohibiéndose mutuamente tener relaciones sexuales o amorosas con otras personas durante dicho compromiso". Por su parte, la mayoría de los poliamorosos definen la fidelidad como "el ser honesto con sus amores respecto a sus relaciones, adhiriéndose a los compromisos establecidos con cada uno de ellos".


La mayoría de los poliamorosos resalta la importancia del respeto y la comunicación con todos sus amores. Guardar información –aún en un acuerdo de "si no hay pregunta, no digas nada"– parece algo engañoso, ya que la persona difícilmente puede manejar la verdad o confianza ante sus amores. El amor debe aceptarse como parte de la vida de la persona, más que alguien relegado.

Relación abierta
denota una relación (usualmente entre dos personas) donde los participantes son libres de tener otros amores; cuando dichas personas están casadas, se denomina matrimonio abierto.
La "relación abierta" y el "poliamor" son términos diferentes.
Algunas relaciones ponen restricciones estrictas para sus miembros (Por ejemplo: la
polifidelidad); tales relaciones son poliamorosas, pero no son abiertas.
Algunas relaciones permiten sexo fuera de la relación primaria, pero no amor o romance; tales relaciones son abiertas pero no poliamorosas.
Algunos poliamorosos no ven dicotomías entre “relacionados y no relacionados”, entre “amores y no amores”; sin estas divisiones, pierde sentido clasificar las relaciones como abiertas o cerradas.
El término “relación abierta” es comúnmente usado por personas que desconocen el término "poliamor", pues existen puntos en común entre los dos términos.


Y qué pasa con los celos?
La idea que no debe haber ningún deseo por una relación íntima o sexual con otro cuando hay verdadero amor, se basa en el modelo del amor sagrado, de una totalidad ideal donde la pareja es el satisfactor absoluto y su único poseedor. Se piensa que si una persona tiene deseo por otra relación, es incapaz de amar, y su relación es despreciable, pues cambia el amor sublime que se creía tener por sexo u otra cosa mundana. Vemos así que el problema no esta en el amor, sino en la esperaza de encontrar en la pareja un satisfactor absoluto, lo cual es algo improbable, al considerar que los satisfactores no son un hecho, sino un producto conjunto.
La idea que cuando hay deseo de una relación íntima o sexual con otra persona me despoja del amor que tenía, se basa en el modelo de amor como objeto limitado e indivisible y del sentido de posesión exclusiva. Es imposible pensar que el amor se tenga que dividir entre cada uno de los hijos o los padres. Nuestra experiencia dice que es posible amar a todos nuestros hijos o nuestros padres, claro con diferencias, pues la interacción es distinta e incomparable, ofreciéndonos diferentes experiencias. Es preferible considerar al amor como un regalo o producto de nuestras interacciones personales y que recreamos conjuntamente, más que como un objeto limitado que nos dan o que nos quitan.
La idea que cuando hay deseo en mi pareja de una relación íntima o sexual con otra persona es por que no soy buen amante con ella, se basa en el modelo de amor con la sola y única persona en el planeta. Esta idea subestima nuestra persona, y nuestra capacidad de amar o de sexualidad en esas condiciones, o de encontrar por igual otras relaciones que puedan aportar otros aspectos de enriquecimiento.

Los celos propios de las personas partidarias de la monogamia -además de proceder del instinto más básico de perpetuación de nuestros genes- se justifican por el hecho de que efectivamente en las relaciones monógamas, si bien se mantienen relaciones simultáneas clandestinamente, es muy frecuente que al cabo de un tiempo una de las parejas sea abandonada y reemplazada por la otra.
Nadie es inmune a los celos, por supuesto. Es como ser inmune al miedo o el hambre o el enojo. Algunas personas son naturalmente más celosas que otras, por su puesto, pero cualquiera puede sentir celos. Los celos, tal como el miedo o el hambre, son simplemente sentimientos. Pero realmente el celo no es una reacción a ver a tu pareja con alguien más. Es una reacción a tus propios sentimientos; habla más de tu propia seguridad o inseguridad que de las acciones de tu pareja.
Por su parte, los poliamorosos convencidos no temen ser abandonados por el hecho de que el ser amado ame a otras personas. Esto no quiere decir que en el poliamor no se presenten conflictos, enfriamiento del amor y rupturas, pero se asume que los motivos de la separación provienen de la propia relación y no de relaciones ajenas. Así, vemos cómo en la monogamia el mandato que pretende velar por el mantenimiento de la relación ("te prohíbo amar a otra persona"), muchas veces se convierte en el motivo de su ruptura.
En contraposición, en el poliamor el respeto a la libertad ("puedes amar a todas aquellas personas que despierten en ti el sentimiento amoroso") genera felicidad y la felicidad se revierte en un mayor amor hacia la persona que consiente esa libertad. En la práctica, muchos poliamorosos han testimoniado cómo su ser amado (léase "uno de sus seres amados") se torna aún más amoroso con ellos después de haber compartido con otro(s) amante(s), dado que a través de todas sus experiencias se va enriqueciendo como amante y como persona.


Cuando me siento seguro en mi relación no hay lugar para el celo, y tengo por el contrario, sentimientos afectivos positivos. Cuando siento que mi relación o mi amor o mi felicidad es amenazada puedo sentir inseguridad, tristeza, temor, desprecio o enojo. El celo es un síntoma del problema. Resulta necesario explorar en la mente las raíces de esos flujos sentimentales para conocer sus orígenes. Si por ejemplo, la persona encuentra que la raíz del celo está en cierto temor, deberá acercarse a sus causas, preguntarse para qué le sirve, si obedecen a un interés legítimo, tal vez pudiera estar previniendo de algún problema real en la relación, o sólo sirve a si mismo, un temor sin razón que se alivia al esclarecerlo; algunas otras se apoya en falsas creencias (como hemos visto) que podemos esclarecer y reconsiderar; en otras ocasiones es necesario buscar alguna forma de equilibrio, promoviendo por ejemplo, dinamismos antagónicos que brinden seguridad y fortaleza. Esta búsqueda personal puede encontrar en la comunicación con las partes involucradas un auxilio fundamental.
Por su naturaleza externa, un aspecto fundamental en las relaciones poliamorosas consiste en llevar a todos los involucrados a manifestar mutuamente seguridad, aprecio, cariño y confianza, lo cual es posible si por igual internamente la persona desarrolla o manifiesta esas mismas cualidades. Si aceptamos que la expansión de las relaciones también expande el amor, incrementando su abundancia y nuestra capacidad de coproducirlo en beneficio de todos, cuando las relaciones se cultivan con honestidad y responsabilidad bajo el acuerdo y consentimiento de todas las partes. Bajo estas condiciones, los factores externos que parecían ser la causa del celo, son superados en parte por el apoyo y satisfacción que ellos mismos brindan, esto es, por los integrantes del grupo poliamoroso.

tomado de fuentes varias por la red

lunes, 13 de abril de 2009

Coincidencias

Dice Risto Mejide en su blog:
Crecer es aprender a despedirse. Y yo sigo sin aprender.
-
De nuevo coincido con algo de lo que dice...

Hic et nunc

sólo con escucharle
sólo con saberle
no hace falta piel
no es una cuestión meramente sexual
sólo con sentir que está ahí...

Ronronear como una gata
sintiendo el roce
de sus dedos en mi piel




Arrullar como una paloma

sólo con sentirle

acercarse a mí




Aullar como una loba
cuando con fuerza
invade mi interior
.
Pero jamás, jamás anularme, ceder y claudicar sin más
jamás
interponer sus deseos a los míos
jamás ser solícito ganado jamás apagar mi fuego para prender uno ajeno
jamás aplacar mi fuerza para imponer la de otro jamás obedecer y tragar sin más
Entregarse (incluso amando) no es anularse ni obligarse
Siempre es cosa de dos
Quid pro quo
cederé si cedes
estaré ahí si realmente tú también estás
claudicaré y obedeceré o seré altiva y rebelde, me aplacaré o estallaré en ira,
me encenderé o me apagaré, gritaré o enmudeceré, pero siempre seré yo
(sea tu deseo o no)
y recuerda,
SÓLO
si es mi deseo y mi Santa Voluntad
Alea iacta est

Srta.Marta

video

viernes, 10 de abril de 2009

Sufrir por devoción

Arrodillado, su cara de sufrimiento ponía el pelo de punta. El esfuerzo era imponente, la devoción y la concentración en su rostro absolutas, la agonía de cada segundo; se arrastraba clavando las rodillas en el suelo, valiente, abnegado. Estaba ahí porque quería estar.

Sudor y lágrimas, cerraba los ojos con esa expresión en el rostro, la de estar a punto de no poder más y sin embargo, el deseo de continuar a pesar de todo, porque todo era por y para Su Señora...

Llegado a su destino y siguiendo las órdenes, comenzó a levantarse, poco a poco, sufriendo todavía un poco más, pasando lo más difícil.

El andero que portaba el trono de María del Dulce Nombre, ya erguido, con el anda sobre su hombro y la mano sobre el del compañero de delante, sonreía emocionado en su orgullo.

Un sufrimiento transformado en devoción, en una oración de 7 horas de duración portando el paso por las estrechas calles del Madrid de los Austrias.

Srta.Marta, 2009

video