sábado, 31 de enero de 2009

Juguetes rotos

Ella, a veces... quería sentirse una muñequita deseada,
cuidada, mimada...
un pequeño tesoro
.
.

Pero la realidad...
la mayoría de las veces
(siempre) suele ser distinta:
juegan con ella y
cuando ya no resulta divertida
cuando ya se cansan de ella
cuando aparece una nueva muñeca
acaba en la basura
usada
rota
sucia
sola

Moraleja: elige mejor con quien juegas, muñeca

Srta.Marta, febrero 09

jueves, 29 de enero de 2009

Prólogo

Estaba atada con correas de cuero a una estrecha litera con una estructura de acero templado. El correaje le oprimía el tórax. Se hallaba boca arriba. Tenía las manos esposadas paralelamente al cuerpo. Hacía mucho tiempo que había desistido de todo intento de soltarse. Estaba despierta pero con los ojos cerrados. Si los abriera sólo vería la oscuridad; la única luz existente era un tímido rayo que se filtraba por encima de la puerta. Tenía mal sabor de boca y ansiaba lavarse los dientes.
Una parte de su conciencia aguardaba el sonido de unos pasos que anunciaran la llegada de él. Ignoraba qué hora de la noche era, pero le parecía que empezaba a ser demasiado tarde para que él la visitara. Una repentina vibración de la cama le hizo abrir los ojos. Era como si una máquina se hubiese puesto en marcha en algún lugar del edificio. Unos segundos después ya no estaba segura de si se trataba de un ruido real o de si se lo había imaginado.
Tachó un día más en su mente. Era el número cuarenta y tres de su cautiverio. Le picaba la nariz y giró la cabeza de tal manera que pudo rascarse contra la almohada. Sudaba. En la habitación hacía calor y el aire resultaba sofocante.

Llevaba un sencillo camisón que se le arrugaba en la espalda. Al mover la cadera pudo atrapar la prenda con los dedos índice y corazón para irla bajando, centímetro a centímetro, por uno de los lados. Repitió el procedimiento con la otra mano. Pero el camisón presentaba todavía un pliegue en la parte inferior de la espalda. El colchón estaba arrugado y no era nada confortable. A causa de su absoluto aislamiento, todas las pequeñas impresiones, en las que en otras circunstancias no habría reparado, se intensificaban considerablemente. El correaje estaba lo bastante flojo como para que pudiera cambiar de postura y ponerse de lado, pero le resultaba incómodo, ya que entonces debía tener una mano en la espalda y se le dormía el brazo.
No tenía miedo. En cambio, sentía una rabia contenida cada vez mayor. Al mismo tiempo, le atormentaban sus propios pensamientos, que se transformaban constantemente en desagradables fantasías sobre lo que iba a ser de ella. Odiaba esa forzada indefensión. Por mucho que intentara concentrarse en otra cosa para pasar el tiempo y olvidarse de su situación, la angustia siempre acababa por aflorar. Flotaba en el aire como una nube de gas que amenazaba
con penetrar por sus poros y envenenar su existencia.
Había descubierto que la mejor manera de mantener alejada esa angustia era imaginándose algo que le transmitiera una sensación de fuerza. Cerró los ojos y evocó el olor a gasolina.
-
Él estaba sentado en un coche con la ventanilla bajada.
Ella se acercó corriendo, echó la gasolina al interior y encendió una cerilla. Fue cuestión de segundos. Las llamas surgieron en el acto. Él se retorcía de dolor mientras ella oía sus
gritos de horror y sufrimiento. También pudo sentir el olor de la carne quemada y otro más intenso, a plástico y espuma, producido por los asientos, que se estaban carbonizando.

La chica que soñaba
con una cerilla
y un bidón de gasolina
Stieg Larsson

miércoles, 28 de enero de 2009

¿T'acuerdas?


Desabrocha y abrocha varias veces el botón de mi chaqueta rosa mientras me habla, sentados en su coche mientras llueve. Miro sus ojos azules, me pierdo en ellos.
Me siento bien,
Me da paz.
¿Feliz?
Sí.


Srta.Marta, 10/01/2008

martes, 27 de enero de 2009

Ven

CO
ME
ME

No gracias!

¿Y qué tengo que hacer?
¿Buscarme un valedor poderoso, un buen amo, y al igual que la hiedra, que se enrosca en un ramo buscando en casa ajena protección y refuerzo, trepar con artimañas, en vez de con esfuerzo?
No, gracias.
¿Ser esclavo, como tantos lo son, de algún hombre importante? ¿Servirle de bufón con la vil prensión de que algún verso mío dibuje una sonrisa en su rostro sombrío?
No, gracias.
¿O tragarme cada mañana un sapo, llevar el pecho hundido, la ropa hecha un harapo de tanto arrodillarme con aire servicial?
¿Sobrevivir a expensas de mi espina dorsal?
No, gracias.
¿Ser como ésos que veis a Dios rogando – oh, hipócritas malditos – y el mazo dando?
¿Y que, con la esperanza de alguna sinecura, atufan con incienso a quien se les procura?
No gracias.
¿Arrastrarme de salón en salón hasta verme perdido en mi propia ambición? ¿O navegar con remos hechos de madrigales y, por viento, el suspiro de doncellas banales?
No gracias.
¿Publicar poniendo yo el dinero de mi propio bolsillo?
Muchas gracias, no quiero.
¿Hacerme nombrar papa en esas chirigotas que en los cafés celebran, reunidos, los idiotas?
No gracias.
¿Desvivirme para forjarme un nombre que tenga el endiosado lo que no tiene de hombre?
No, gracias.
¿Afiliarme a un club de marionetas? ¿querer a toda costa salir en las gacetas? ¿y decirme a mí mismo: no hay nada que me importe con tal de que mi ingenio se cotice en la Corte?
No, gracias.
¿Ser miedoso? ¿Calculador? ¿Cobarde? ¿Tener con mil visitas ocupada la tarde? ¿Utilizar mi pluma para escribir falacias?
No gracias, compañero. La respuesta es: no gracias.
Pero cantar... Soñar... Reír... Vivir...
Estar solo.
Ser libre, tener el ojo avizor, la voz que vibre, ponerme por sombrero el universo, por un sí o por un no.
Batirme, o hacer un verso... Despreciar con valor la gloria y la fortuna, viajar con la imaginación ¡a la luna!.
Sólo al que vale reconocer los méritos, no pagar jamás por favores pretéritos, renunciar para siempre a cadenas y protocolos.
Posiblemente no volar muy alto, pero solo...

de la película Cyrano de Bergerac (1990)

video

Nota a 1 de febrero de 2009: hoy regalan esta peli con el ABC

lunes, 26 de enero de 2009


No confundas los placeres
con la felicidad.
Son perros de raza diferente.


JOSH BILLINGS

domingo, 25 de enero de 2009

La leche...



Yo pensaba que mi padre no podría sorprenderme ya con la cosas que se traga viendo la televisión, pero hoy se ha superado...


solo, en el salón, estaba viendo uno de esos concursos que la gente llama para adivinar una palabra, números y cosas similares y que por lo visto son un timo porque te tienen en espera un montón de tiempo para que hagas gasto en el 805 al que tienes que llamar...


y me acerco al salón y digo
-"¿Pero qué estás viendo? y me lo encuentro ahí, tan feliz...
-"Nada, a ver de qué va esto..."


Pre-Jubilarse no le está sentando nada bien, tiene demasiado tiempo libre. Aunque pensándolo bien, a veces me gustaría poder contentarme con algo tan sencillo...
Srta.Marta, un día de enero de 2009

Amor?


mmm... No

NO


no

No

NO

no

No

NO

no

QUE NOOOOO

no es para mí...

Querer sí
Amar (en/amor/arse) no
(perjudica seriamente la salud -mental-, al menos la mía...)
-
No es amor, no es amor
el estremecimiento que me ofreces,
la dependencia dócil del deseo,
no es amor.
La piel de transparente se hace alma
que el sudor cristaliza,
puramente transfigurada;
pero es sólo el tiempo
que tarda ese tirano de tu cuerpo
en hacerse notar en estampida.
No es amor, lo conozco; yo no sé
qué cosa sea, pero no es amor.
De "Alcoba del agua" 2002, Josefa Parra

sábado, 24 de enero de 2009

Más es Más

Lo nuevo de Fangoria

video

EHHH! me has copiado el pelo!!!!!!

Crisis

Albert Einstein (1879 - 1955)

"No pretendamos que las cosas cambien, si siempre hacemos lo mismo. La crisis es la mejor bendición que puede sucederle a personas y países, porque la crisis trae progresos. Es en la crisis que nace la inventiva, los descubrimientos y las grandes estrategias. La creatividad nace de la angustia como el día nace de la noche oscura. Quien supera la crisis se supera a sí mismo sin quedar "superado".
Quien atribuye a la crisis sus fracasos y penurias violenta su propio talento y respeta más a los problemas que a las soluciones. La verdadera crisis es la crisis de la incompetencia. El inconveniente de las personas y los países es la pereza para encontrar las salidas y soluciones.
Sin crisis no hay desafíos, sin desafíos la vida es una rutina, una lenta agonía. Sin crisis no hay méritos. Es en la crisis donde aflora lo mejor de cada uno, porque sin crisis todo viento es caricia.
Hablar de crisis es promoverla, y callar en la crisis es exaltar el conformismo. En vez de esto, trabajemos duro. Acabemos de una vez con la única crisis amenazadora, que es la tragedia de no querer luchar por superarla."

viernes, 23 de enero de 2009

Instinto básico (supervivencia)

Hoy lo sé
Hoy por fin me he dado cuenta:
*
Podría matar con mis propias manos a otro ser humano
(a una que yo me sé en concreto)
(pero nada sangriento eh)
Srta.Marta, 23/1/09

de olores y recuerdos


Y las sábanas huelen a tí...
y a sexo, a deseo, a mí...
Un olor que mantiene mi excitación

Y me envuelvo con ellas y
es como si estuvieses junto a mí todavía...
Cierro los ojos y siento que no te has ido
y me quedo dormida y soñándote...

Srta.Marta, 8 de diciembre de 2007

miércoles, 21 de enero de 2009

Subidas


qué sorpresa, me he enterado hoy!!!!!!!!
SUBIDON SUBIDON
(a mí yo creo que ni eso me va a tocar... claro que otros han escogido ser "jefes" y comerse más marrones y seguir con el mismo sueldo... es coñaaaaaaaaaa guapetón!!!!)
-
En fín, que, SIN PROBLEMAS!!!!, hay que seguir consumiendo normalmente y ahorrar, como dice "ese señor de la ceja" en los telediarios... sí, es ironía (y cabreo profundo).
Srta.Marta, enero 2009

martes, 20 de enero de 2009

Sainete (poesía moderna de la wena)

EL:
¡Qué feliz soy amor mío!
Pronto estaremos casados,
el desayuno en la cama, un buen zumo y pan tostado
con huevos bien revueltitos, todo listo bien temprano.
Saldré yo hacia la oficina y tú rápida al mercado,
pues en sólo media hora debes llegar al trabajo,
y seguro dejarás, todo ya bien arreglado,
pues bien sabes que en la noche, me gusta cenar temprano.
Eso sí, nunca te olvides, que yo vuelvo muy cansado.
Por la noche, teleseries, pues ver la tele es más barato.
No iremos nunca de tiendas, ni de restaurantes caros,
ni de gastar los dineros, ni despilfarrar los cuartos.
Tú guisaras para mí, sólo comida casera,
yo no soy como a la gente que le gusta comer fuera...
¿No te parece, querida, que serán días gloriosos?
Y no olvides que muy pronto, yo seré tu amante esposo.
.
ELLA
¡Que sincero eres mi amor!,
¡Que oportunas tus palabras!
Tú esperas tanto de mí que me siento intimidada.
No se hacer huevos revueltos, como tu mamá adorada,
se me quema el pan tostado, de cocina no se nada.
A mi me gusta dormir, casi toda la mañana,
ir de tiendas, hacer compras, con la Mastercard dorada,
tomar té o el cafecito, en alguna linda plaza,
comprar todo de diseño y la ropita muy cara.
Cenas en los Restaurantes, y los viajes a Marbella
a pasar la temporada.
Piénsalo bien, aún hay tiempo, la iglesia no está pagada...
Yo devuelvo mi vestido y tú, tu traje de gala.
.
Y el domingo en el diario, con letra bien destacada:

'HOMBRE JOVEN Y BUEN MOZO
BUSCA UNA ESCLAVA MUY LERDA
PORQUE SU EX FUTURA ESPOSA,
AYER LO MANDÓ A LA MIERDA'
.

Un sainete es una pieza dramática jocosa, en un acto, y normalmente, de carácter popular, que se representaba como intermedio de una función o al final. Sustituye al entremés el siglo XVIII, XIX y XX.
-
(nota: ni todos los hombres son así de machistas -más que machistas, LISTOS- (uy, no sé si ni yo misma me lo termino de creer, me lo diré muchas veces a ver si cuela... jajajaja) y desde luego las mujeres no están todas pensando nada más que en dormir, ir de compras y estar de vacaciones... (pero las hay a montones, que lo sé yo! lo que pasa es que no pueden permitírselo...)
Srta.Marta, enero 2009

lunes, 19 de enero de 2009

A mí que esto me suena...

la petit morte

video

En un estudio con 751 personas en el Centro de Estudios Sexuales y Maritales de Long Beach, California, (flipas el Centro de Estudios...) en EE.UU., se estableció el récord de 134 orgasmos femeninos en el transcurso de una hora, mientras que el más potente de los varones no pasó de 16 orgasmos

Yo quiero! yo quiero!!!!!!

¿cuántos fueron aquella vez... 9?

Srta.Marta, 19/01/09

domingo, 18 de enero de 2009

Verdad verdadera


Lo que hace interesante a un hombre, no son sus habilidades en la cama .... si no las que hace que te plantees irte con él a la cama.
-
frase Anónima pillada por la red
-
Ahora, me pregunto yo... como en la cama no te funcione... por muy interesante que sea... sigues viéndole, pero... ¿repites cama? (entendido desde el punto de vista de no estar enamorada...)

video

de la película: Martin Hache

(por cierto, la posturita de arriba me encanta)

Srta.Marta, 18/01/09

Meme: Te regalo un sujeta libros virtual


Visto en uno de los blogs que visito a menudo:
desde mi escritorio
y le tomo prestado el "meme":

1.- Mi último libro terminado: "Ensayo sobre la ceguera"
de José Saramago
2.- Leyendo actualmente: "La Elipse templaria",
de Abel Caballero

sábado, 17 de enero de 2009

Habitualmente

ignoramos dos clases de cosas:
  1. las que no nos importan nada y
  2. las que desearíamos que no nos importasen nada de nada

(la frase la he escuchado en "House")

viernes, 16 de enero de 2009

Amante

amante (Del ant. part. act. de amar; lat. amans, -antis).
1. adj. Que ama. U. t. c. s.
2. adj. Se dice de las cosas en que se manifiesta el amor o que se refieren a él.
3. m. pl. Hombre y mujer que se aman.
4. com. querido.

querido, da (Del part. de querer).
1. m. y f. Hombre, respecto de la mujer, o mujer respecto del hombre, con quien tiene relaciones amorosas ilícitas.


Le dice: preferiría que no me amara. Incluso si me ama, quisiera que actuara como acostumbra a hacerlo con las mujeres. La mira como horrorizado, le pregunta: ¿quiere? Dice que sí. El ha empezado a sufrir ahí, en la habitación, por primera vez, ya no miente sobre esto. Le dice que ya sabe que nunca le amará. Le deja hablar. Al principio ella dice que no sabe. Luego lo deja hablar.
Dice que está solo, atrozmente solo con este amor que siente por ella. Ella le dice que también está sola. No dice con qué. El dice: me ha seguido hasta aquí como si hubiera seguido a otro cualquiera. Ella responde que no puede saberlo, que nunca ha seguido a nadie a una habitación. Le dice que no quiere que le hable, que lo que quiere es que actúe como acostumbra a hacerlo con las mujeres que lleva a su piso. Le suplica que actúe de esta manera.

Le ha arrancado el vestido, lo tira, le ha arrancado el slip de algodón blanco y la lleva hasta la cama así desnuda. Y entonces se vuelve del otro lado de la cama y llora. Y lenta, paciente, ella lo atrae hacia sí y empieza a desnudarlo. Lo hace con los ojos cerrados, lentamente. El intenta moverse para ayudarla. Ella pide que no se mueva. Déjame. Le dice que quiere hacerlo ella. Lo hace. Le desnuda. Cuando se lo pide, el hombre desplaza su cuerpo en la cama, pero apenas, levemente, como para no despertarla.

Extracto de "El amante", de Marguerite Durás


jueves, 15 de enero de 2009

Bic (naranja) escribe fino...

Era intachable e indeleble...
todos lo llamaban Bic
Page, 15/01/09

Y...

... ¿dónde estábamos hace un año?

hablábamos de cuentos cortos...

Había una vez... qué narices, al grano!

De vez en cuando alguien pasaba por al lado de aquel árbol, alargaba la mano y tomaba alguno de sus frutos o sus flores y continuaba su camino sin más.

En otras ocasiones, cuando alguien descubría el buen sabor de los frutos y tenía tiempo, se llevaba alguno más tras cobijarse unos instantes bajo sus ramas.

Alguna vez pasaba alguna persona salvaje, sin escrúpulos y subía al árbol destrozando sus ramas, sin más afán que destruir, sin importarte sus flores, el sabor de los frutos, que simplemente arrancaba, mordisqueaba y tiraba al suelo con desprecio para después desaparecer como si nada, dejando al árbol débil, quebradizo, triste, enfermo.

Pero se recuperaba, volvía a florecer y volvía a suceder lo mismo... unas personas pasaban de largo tras tomar algún fruto, otras se quedaban unos cuántos más... pero nadie realmente se preocupaba de si el árbol necesitaba ser regado, abonado, cuidado.

Hubo quien tomó frutos, hasta agotarlo, hasta dejar al árbol exhausto, sin apenas capacidad de regeneración e incluso generó espinas, largas y afiladas, lo que no era nada normal en un árbol de su especie. Y lógicamente, con todo este ajetreo, el árbol se desgastaba, cada vez florecía menos y como consecuencia, sus frutos eran muchos menos y de peor calidad, a veces demasiado amargos...

Pero es cierto que hubo alguna ocasión en la cual alguien llegaba, y sí, tomaba frutos, se cobijaba bajo su sombra, disfrutaba del aroma de sus flores y lo abonaba, lo regaba, cuidaba del árbol como si fuese "su árbol"... aunque siempre, al final, esa persona retomaba su camino y el árbol volvía a quedar a su suerte.
El árbol siempre vuelve a quedar a así, solo, y sus espinas cada día crecen más que sus flores y sus frutos, cada vez menos dulces, cubriendo sus ramas.
Srta.Marta, 15/01/09

miércoles, 14 de enero de 2009

Cuéntame un cuento


Blancanieves 30 años más tarde se convirtió en la madrastra.
El espejo mágico gira sobre si mismo reconvertido el bola de discoteca.
El cazador esta en la cárcel cumpliendo condena por furtivo.
Al principe le siguen gustando las jovencitas pero ya no se le levanta.
Los enanos se dedican a la mineria de datos en alguna multinacional.
A Bambi le han puesto los cuernos y está muy "quemao".
Dumbo se hizo una rinoplastia, lo de las orejas no tenía remedio.
Bella trabaja en Avon, Gaston en Gaston y Daniela... dónde si no.
La bestia no aguantaba toda la noche... suele pasar.
La Sirenita no consigue quitarse el olor a pescado.
Ursula se anuncia en una página web de contactos como joven inocente y virginal.
Todo esto me preocupa... qué va a ser de mí...
Page, 14/01/09

martes, 13 de enero de 2009

Ell@s

Se miran,
se presienten,
se desean,
se acarician,
se besan,
se desnudan,
se respiran,
se acuestan,
se olfatean,
se penetran,
se chupan,
se demudan,
se adormecen,
despiertan,
se iluminan,
se codician,
se palpan,
se fascinan,
se mastican, se gustan, se babean, se confunden,
se acoplan, se disgregan, se aletargan,
fallecen,
se reintegran, se distienden, se enarcan, se menean,
se retuercen, se tiran, se caldean, se estrangulan, se aprietan,
se estremecen, se tantean, se juntan,
desfallecen,
se repelen, se enervan, se apetecen,
se acometen, se enlazan,
se entrechocan, se agazapan,
se apresan, se dislocan, se perforan,
se incrustan, se acribillan, se remachan, se injertan,
se atornillan, se desmayan,
reviven,
resplandecen, se contemplan,
se inflaman, se enloquecen, se derriten, se sueldan, se calcinan,
se desgarran, se muerden, se asesinan,
resucitan,
se buscan, se refriegan, se rehuyen, se evaden y se entregan.
-Oliverio Girondo-

lunes, 12 de enero de 2009

Acelera



Ven aprisa, déjalo todo
Rauda, veloz, casi precipitada
Ven volando
Rompe la barrera del sonido


Porque quiero verte
Porque tengo ganas de follarte...


Follarte despacio
Page, 12/01/09

domingo, 11 de enero de 2009

Pubicaciones?

Yo sé de uno que sí que lo debe llevar rasurado porque de "pubicar" nada de nada... empezó muy fuerte pero vamos... la cosa se ha deshinchado eh!

Srta.Marta, 11/01/09

En la doliente soledad del domingo...



Aquí estoy,
desnuda,
sobre las sábanas solitarias
de esta cama donde te deseo.

Veo mi cuerpo,
liso y rosado en el espejo,
mi cuerpo
que fue ávido territorio de tus besos;
este cuerpo lleno de recuerdos
de tu desbordada pasión
sobre el que peleaste sudorosas batallas
en largas noches de quejidos y risas
y ruidos de mis cuevas interiores.

Veo mis pechos
que acomodabas sonriendo
en la palma de tu mano,
que apretabas como pájaros pequeños
en tus jaulas de cinco barrotes,
mientras una flor se me encendía
y paraba su dura corola
contra tu carne dulce.

Veo mis piernas,
largas y lentas conocedoras de tus caricias,
que giraban rápidas y nerviosas sobre sus goznes
para abrirte el sendero de la perdición
hacia mi mismo centro,
y la suave vegetación del monte
donde urdiste sordos combates
coronados de gozo,
anunciados por descargas de fusilerías
y truenos primitivos.

Me veo y no me estoy viendo,
es un espejo de vos el que se extiende doliente
sobre esta soledad de domingo,
un espejo rosado,
un molde hueco buscando su otro hemisferio.

Llueve copiosamente
sobre mi cara
y sólo pienso en tu lejano amor
mientras cobijo
con todas mis fuerzas,
la esperanza.

Gioconda Belli

sábado, 10 de enero de 2009

Ops

me preocupa...
alguien me haya dicho que cuando escucha esta canción piensa en mí...
que ve que es lo que yo necesito y no encuentro (y además me conoce más de lo que yo pensaba o sabe "leerme" muy bien: no habla de un "novio" sino de un compañero)...
¿¿¿¿se empieza a ver que soy humana y además frágil????

video

y lo que más me joroba es que encima lleva razón...

me estoy ablandando con la edad...

Srta.Marta, 10/01/09

viernes, 9 de enero de 2009

Moñoñerías

En realidad...
esta vez ni me planteé pedir nada ni a Santa Claus
ni a los Reyes Magos
esta vez no ha habido ni un pensamiento (es que ni uno!)
de "propósito para el año nuevo"
.
esta vez tendría que haber pedido
"poder estar con él"
esta vez tendría que haberme propuesto
"pensarle menos"
Srta.Marta, 09/01/09

jueves, 8 de enero de 2009

Tiempos revueltos

A mediados de junio llegaron grandes nubes procedentes de Texas y del Golfo, nubes altas y pesadas, cargadas de lluvia. En los campos, los hombres alzaron los ojos hacia las nubes, olfatearon el aire y levantaron dedos húmedos para sentir la dirección del viento. Y los caballos mostraron nerviosismo mientras hubo nubes en el cielo. Las nubes de lluvia dejaron caer algunas gotas y se apresuraron en dirección a otras tierras. Tras ellas el cielo volvió a ser pálido y el sol llameó. En el polvo quedaron cráteres donde las gotas de lluvia habían caído, y salpicaduras limpias en el maíz, y nada más.
Un viento suave siguió a las nubes de lluvia, empujándolas hacia el norte y chocando blandamente contra el maíz, que empezaba a secarse. Pasó un día y el viento aumentó, constante, sin ráfagas que lo interrumpieran. El polvo subió de los caminos y se extendió: cayó sobre la maleza al lado de los campos e invadió los campos mismos. Entonces el viento se hizo fuerte y duro y se estrelló contra la costra que la lluvia había formado en los maizales. Poco a poco el polvo se mezcló y oscureció el cielo, y el viento palpó la tierra, soltó el polvo y se lo llevó, al tiempo que crecía en intensidad. La costra de la lluvia se quebró y el polvo se elevó sobre los campos y formó en el aire penachos grises como humo perezoso. El maíz trillaba el viento y hacía un ruido seco, impetuoso. El polvo más fino ya no volvió a posarse en la tierra, sino que desapareció en el oscuro cielo.
El viento creció, removió bajo las piedras, levantó paja y hojas viejas, e incluso terrones pequeños, dejando una estela mientras navegaba sobre los campos. El aire y el cielo se oscurecieron y el sol brilló rojizo a través de ellos, y el aire se volvió áspero y picante. Por la noche el viento corrió más rápido sobre el campo, cayó con astucia entre las raicillas del maíz y éste luchó con sus debilitadas hojas hasta que el viento entrometido liberó las raíces y, entonces, los tallos se ladearon cansinos hacia la tierra apuntando en la dirección del viento.
Llegó la aurora, pero no el día. En el cielo gris apareció un sol rojo, un débil círculo que daba poca luz, como en el crepúsculo; y conforme avanzaba el día, el anochecer se transformó en oscuridad y el viento silbó y lloriqueó sobre el maíz caído.
A media noche el viento pasó y dejó la tierra en silencio. El aire lleno de polvo amortiguaba el sonido mejor que la niebla. La gente, tumbada en la cama, oyó cómo el viento paraba. Se despertaron cuando el impetuoso viento desapareció. Tumbados en silencio escucharon intensamente la quietud. Luego cantaron los gallos, un canto amortiguado y las personas se removieron inquietas en sus camas deseando que llegara la mañana. Sabían que el polvo tardaría mucho tiempo en dejar el aire y asentarse. Por la mañana el polvo colgó como una niebla y el sol era de un rojo intenso, igual que sangre joven. Durante todo ese día y el día siguiente el polvo se fue filtrando desde el cielo. Una manta uniforme cubrió la tierra. Se asentó en el maíz, se apiló encima de los postes de las cercas y sobre los alambres, se posó en los tejados y cubrió la maleza y los árboles.
Las gentes salieron de sus casas y olfatearon el aire cálido y picante y se cubrieron la nariz defendiéndose de esa atmósfera. Los niños salieron de las casas, pero no corrieron ni gritaron como hubieran hecho después de la lluvia. Los hombres, de pie junto a las cercas, contemplaron el maíz echado a perder, muriendo deprisa ahora, sólo un poco de verde visible tras la película de polvo. Callaban y se movían apenas. Y las mujeres salieron de las casas para ponerse junto a sus hombres, para sentir si esta vez ellos se irían abajo. Observaron a hurtadillas sus semblantes, sabiendo que no tenía importancia que el maíz se perdiera siempre que otra cosa persistiese. Los niños se quedaron cerca, dibujando en el polvo con los dedos de los pies desnudos y pusieron sus sentidos en acción para averiguar si los hombres y las mujeres se vendrían abajo. Miraron furtivamente los rostros de los adultos, y luego, con esmero, sus dedos dibujaron líneas en el polvo. Los caballos se acercaron a los abrevaderos y agitaron el agua con los belfos para apartar el polvo de la superficie. Pasado un rato, los rostros atentos de los hombres perdieron la expresión de perplejidad y se tornaron duros y airados, dispuestos a resistir. Entonces las mujeres supieron que estaban seguras y que sus hombres no se derrumbarían. Luego preguntaron: ¿Qué vamos a hacer? Y los hombres replicaron: No sé. Pero estaban en buen camino.
Las mujeres supieron que la situación tenía arreglo, y los niños lo supieron también. Unos y otros supieron en lo más hondo que no había desgracia que no se pudiera soportar si los hombres estaban enteros. Las mujeres entraron en las casas para comenzar a trabajar y los niños empezaron a jugar, aunque cautelosos. A medida que el día avanzaba, el sol fue perdiendo su color rojo. Resplandeció sobre la tierra cubierta de polvo. Los hombres, sentados a la puerta de sus casas, juguetearon con palitos y piedras pequeñas; permanecieron inmóviles sentados, pensando y calculando.

Fragmento de "Las uvas de la ira"
de John Steinbeck

miércoles, 7 de enero de 2009

Abrazos

Sentada en mis rodillas,

desprovista de palabras, ideas y reclamos,
recoge mi hombro el rostro,
leve sonrisa y ojos entornados.


Flota en el aire la quietud dormida,
con auras místicas de epitalamio,
y la mente vacía se columpia
en la sombra de un mundo imaginario.


Nada se mueve en torno,
como el agua tranquila del remanso;
detenida la arena en la clepsidra,

dormido el viento, inmóviles los pájaros…


Qué abrazo interminablemente dulce;
no te muevas, mujer, de mi regazo.


- Francisco Álvarez-

lunes, 5 de enero de 2009

Queridos Reyes Magos...

cartas tardías... pero como son Magos ¿no?

video

video

Querido Papa Noel (sí, sí, ahora...) (un clásico de Gomaespuma)

video

pubicaciones...

Cómo coño va a "pubicar" nada
si lo tiene depilado...
Page

domingo, 4 de enero de 2009

Este instante

No te muevas, quiero recordarte siempre así.
Tal y como estás ahora. Exactamente igual.

Quiero hacer durar lo que no es duradero
y guardar este momento en el recuerdo
para poder verlo como ahora lo veo,
dentro de cien años,
como si el tiempo se hubiera olvidado
de latir en el reloj.

Bien guardado entre mis manos,
protegido en mi calor,
escondido del olvido, del final y del adiós,
lo tendré allí para poder mirarlo cada vez
que haya un día de esos
en que nunca para de llover.

-texto e imagen: Pedro Andrea-

sábado, 3 de enero de 2009

No se me importa un pito

No se me importa un pito que las mujeres
tengan los senos como magnolias o como pasas de higo;
un cutis de durazno o de papel de lija.
Le doy una importancia igual a cero,
al hecho de que amanezcan con un aliento afrodisíaco
o con un aliento insecticida.
Soy perfectamente capaz de sorportarles
una nariz que sacaría el primer premio
en una exposición de zanahorias;
¡pero eso sí!
-y en esto soy irreductible-
no les perdono,
bajo ningún pretexto, que no sepan volar.
Si no saben volar ¡pierden el tiempo las que pretendan seducirme!
Ésta fue -y no otra- la razón de que me enamorase,
tan locamente, de María Luisa.
¿Qué me importaban sus labios por entregas y sus encelos sulfurosos?
¿Qué me importaban sus extremidades de palmípedo
y sus miradas de pronóstico reservado?
¡María Luisa era una verdadera pluma!
Desde el amanecer volaba del dormitorio a la cocina,
volaba del comedor a la despensa.
Volando me preparaba el baño, la camisa.
Volando realizaba sus compras, sus quehaceres...
¡Con qué impaciencia yo esperaba que volviese, volando,
de algún paseo por los alrededores!
Allí lejos, perdido entre las nubes, un puntito rosado.
"¡María Luisa! ¡María Luisa!"... y a los pocos segundos,
ya me abrazaba con sus piernas de pluma,
para llevarme, volando, a cualquier parte.
Durante kilómetros de silencio planeábamos una caricia
que nos aproximaba al paraíso;
durante horas enteras nos anidábamos en una nube,
como dos ángeles, y de repente,
en tirabuzón, en hoja muerta,
el aterrizaje forzoso de un espasmo.
¡Qué delicia la de tener una mujer tan ligera
aunque nos haga ver, de vez en cuando, las estrellas!
¡Que voluptuosidad la de pasarse los días entre las nubes
la de pasarse las noches de un solo vuelo!
Después de conocer una mujer etérea,
¿puede brindarnos alguna clase de atractivos una mujer terrestre?
¿Verdad que no hay diferencia sustancial
entre vivir con una vaca o con una mujer
que tenga las nalgas a setenta y ocho centímetros del suelo?
Yo, por lo menos, soy incapaz de comprender
la seducción de una mujer pedestre,
y por más empeño que ponga en concebirlo,
no me es posible ni tan siquiera imaginar
que pueda hacerse el amor más que volando.

de Oliverio Girondo

video-fragmento de: "El lado oscuro del corazón"

video

viernes, 2 de enero de 2009

Quiero

(Sueño) Que en un vacío voy cayendo/(Giro) Y mi destino es un misterio/Sé que hay algo más/Y no logro descifrarlo/(Vuelo)Entre las sombras y me pierdo/(Caigo)En otro sueño y me despierto/De esta soledad/Y el camino se hace largo/
Me equivoqué/El cielo hoy tiene un tono un poco gris/Lo cambiaré/Primero está mi voluntad/
Revolución/Va contra todo el que condena/Mi conciencia y mi verdad/Oh, revolución/Es una lucha sin fronteras/Por ganar mi libertad/Oh-oh-oh
(Dime) Porqué criticas lo que digo/(Habla) Cuál es tu rollo conmigo/No sé qué será/Lo que te molesta tanto/Ya ves, yo soy cómo yo quiero ser/Mírame, lo mismo a mí me da/Si acaso Vienes o vas/
Me equivoqué/Mi cielo hoy tiene un tono un poco gris/Me aferraré a mi voluntad/
Revolución/Va contra todo el que condena/Mi conciencia y mi verdad/Oh, revolución/Es una lucha sin fronteras/Por ganar mi libertad/Oh-oh-oh/Revolución/Revolución/Va contra todo el que condena/Mi conciencia y mi verdad/Oh, revolución/Es una lucha sin fronteras/Por ganar mi libertad/Oh-oh-oh

"Revolución", en "Tarántula", de Mónica Naranjo

video

jueves, 1 de enero de 2009

Ítaca

Cuando emprendas tu viaje hacia Ítaca
debes rogar que el viaje sea largo,
lleno de peripecias, lleno de experiencias.
No has de temer ni a los lestrigones ni a los cíclopes,
ni la cólera del airado Posidón.
Nunca tales monstruos hallarás en tu ruta
si tu pensamiento es elevado, si una exquisita
emoción penetra en tu alma y en tu cuerpo.
Los lestrigones y los cíclopes
y el feroz Posidón no podrán encontrarte
si tú no los llevas ya dentro, en tu alma,
si tu alma no los conjura ante ti.
Debes rogar que el viaje sea largo,
que sean muchos los días de verano;
que te vean arribar con gozo, alegremente,
a puertos que tú antes ignorabas.
Que puedas detenerte en los mercados de Fenicia,
y comprar unas bellas mercancías:
madreperlas, coral, ébano, y ámbar,
y perfumes placenteros de mil clases.
Acude a muchas ciudades del Egipto
para aprender, y aprender de quienes saben.
Conserva siempre en tu alma la idea de Ítaca:
llegar allí, he aquí tu destino.
Mas no hagas con prisas tu camino;
mejor será que dure muchos años,
y que llegues, ya viejo, a la pequeña isla,
rico de cuanto habrás ganado en el camino.
No has de esperar que Ítaca te enriquezca:
Ítaca te ha concedido ya un hermoso viaje.
Sin ellas, jamás habrías partido;
mas no tiene otra cosa que ofrecerte.
Y si la encuentras pobre, Ítaca no te ha engañado.
Y siendo ya tan viejo, con tanta experiencia,
sin duda sabrás ya qué significan las Ítacas.
Konstantino Kavafis

Pequeño balance de 2008

Quería dar las gracias, a todos mis amigos que me mandaron un e-mail cadena este año, ya que gracias a ellos:
-1 He leído 175 veces que MSN y Hotmail iban a borrar mi cuenta de correo
-2 He acumulado 3317 años de desgracia y he muerto 67 veces por no reenviar algunas de esas cadenas
-3 Cuando salgo del Carrefour no miro nunca a nadie, no vaya ser que me secuestre y me drogue para luego sacarme un riñón con el propósito de venderlo después en el mercado negro
-4 Tengo varios préstamos en el banco, por intentar que la pobre niña Amy Bruce pudiera por fin, financiar la 89ª operación que le salvaría la vida (¡Pobre niña! Encima que tiene solo 8 años desde 1997)
-5 Sigo esperando a que la responsable de marketing Nokia me envíe mi tan merecido teléfono móvil. El de Sony Ericsson también
-6 Apunté mi nombre junto al de otras 5000 personas en una petición para salvar del peligro de extinción a la pulga roja enana de Zimbabue
-7 Por fin conozco la receta del amor garantizado: Apunta el nombre de la persona que amas en un papel, pronunciando lo 15 veces. Luego, pásate el papel por el culo mientras das 30 vueltas alrededor de un Seat Panda verde del 86, en el sentido de las agujas de un reloj. (Y mira que ya se ven pocos de esos coches)
-8 Me he pasado 98 noches en vela, con tal de pillar al temido virus SuperMega destructor que ni Microsoft, Mac Afee y Norton podían combatir y que iba a destruir mi Disco duro, La mini cadena, La tele, la cafetera y mi cepillo de dientes eléctrico.
¡ATENCION! SI NO COPIAS ESTE TEXTO Y LO ENVIAS POR E-MAIL EN LOS PROXIMOS 10 SEGUNDOS A 8736 PERSONAS, MAÑANA A LAS 17H32, UN DINOSAURIO MUTANTE LLEGADO DEL ESPACIO, IRRUMPIRA EN TU SALON Y DEVORARA A TODA TU FAMILIA. (Y chuck norris no podra hacer nada para salvarte)
.
Gracias a todos por vuestra comprensión, GRACIAS.