miércoles, 31 de diciembre de 2008

Fin de año

Fragmento de: El lado oscuro del corazón

video

Yo no sabía...

Yo no sabía que no tenerte
podía ser dulce como nombrarte
para que vengas
aunque no vengas
y no haya sino tu ausencia
tan dura como el golpe
que me di en la cara
pensando en vos.

-Juan Gelman-

SMS Navideños



He leido tu horóscopo para el 2009:
SALUD: los astros te sonrien. DINERO: los astros te sonrien. SEXO: los astros se descojonan. FELIZ NAVIDAD!
-
Cuando un sueño se cumple, un pequeño duende esboza una sonrisa. Que el 2009 sea el tiempo en que tu duende aprende a sonreir. Y si no sonríe con su tierna carita, sin dudar, dale unas buenas hostias en los morros y retuercele los cojones hasta que sonría el cabrón del duende.
.
Feliz año nuevo 2009, porque sí o por cojones… os deseo lo mejor, hostia!!!
-
Afala kita, amula sela, ispa tota, insupuka sula.
Acabas de recitar en conjuro indio que te impedirá hacer el amor durante todo el 2009. Feliz y casto año nuevo.
-
Crecen los años, mengua la vida. Crecen las cejas, mengua la vista. Crecen los huevos, mengua la picha, pero cuando la picha mengua,crece la lengua, y sigue la dicha! FELIZ 2009!!!
-
Aviso a toda la población: el simulacro de Paz y Amor ha finalizado. Guarden los langostinos, insulten a sus cuñados y disuélvanse.
-
Este año Papa Noel tiene paperas. El día que tenga pa’ putas no le veremos el pelo. Felices fiestas y Próspero año 2009!
-
Feliz Semana Santa de parte de la asociación de alzheimer y nuestro mejores deseos para 1.984

Un relato corto es el que mide menos de 15 cm?



Lo que más me llamó la atención al mirar aquella estantería no fue la gran cantidad de frascos que contenía.
No es que me sorprendiera que se amontonaran casi los unos encima de los otros, ni que tuvieran distintas formas y colores, la verdad es que no estaba precisamente limpio y el polvo hacia difícil ver su contenido, lo realmente sorprendente es que parecían estar vacíos.


En un primer momento pensé que se trataría de algunas muestras, tal vez de origen vegetal, pero tras las primeras miradas de soslayo decidí reelaborar mi teoría, no había nada que pareciera proceder de una planta.
No me quedó más remedio que avanzar unos pasos hacía donde apuntaba en aquel momento mi nariz para verificar que tampoco parecía ser animal... ni tan siquiera mineral.


Estaba solo en aquella sala y no quería ser sorprendido fisgoneando, pero mi curiosidad me hizo disminuir las distancias y afinar la vista.


Cada uno de los botes de cristal llevaba pegada una etiqueta. Intenté leerlas pero no contenían atisbo alguno de clasificación científica con los típicos nombres en latín, tan sólo lo que parecían recordatorios de fechas y nombres.
Me fijé especialmente en uno de forma hexagonal con un bonito tapón redondeado, y sobre el papel pegado pude leer " Mariela, amanecer 17/07/97"
Desconfiando de mi capacidad para ver a corta distancia y de forma casi instintiva cogí aquel frasco entre las manos y lo levanté a la altura de mis ojos casi al mismo tiempo que el sonido de un portazo acompañaba al del cristal cuando se rompe.


No acerté más que a murmurar disculpas, proponiendo la reparación del daño causado con un bote de cristal que fuese lo más parecido posible al que acababa de romper.


No era el frasco lo que importaba, sino su contenido, escuché de boca de mi anfitrión.
Perplejo le informé que no había nada en aquel frasco, que había podido comprobar que estaba completamente vacío.


Pero estaba del todo equivocado, aquella colección era la tarea de toda una vida. Era la única forma de guardar para la posteridad los momentos que consideraba más importantes, mas preciosos. Según su teoría el aire es un elemento que fluye entre nosotros continua y constantemente. Impregnándose de nosotros, de nuestros olores, de nuestros sudores, jadeos, gozos, preocupaciones, alegrías y tristezas. En mi ignorancia había destruido el único recuerdo que le quedaba de ella, un amanecer de verano que mezclaba su olor con el del rocío de aquel jardín.


Tan sólo me pidió una cosa... me dio un pequeño frasco que sacó de su bolsillo, y me dijo que lo cerrara y colocara en sustitución del roto sólo cuando hubiera escrito en su etiqueta "El día que te perdí 12/03/08". El aire olía a tristeza y decepción.
Page

Noticias frescas!!!!


hoy se acaba el año!!!!
.
y todos a comer uvas (yo no lo hago desde hace años, maniática que es una) al ritmo de unas campanadas (que ya la mayoría ni son televisadas en directo, manda narices) y todo porque un año hubo que vender las uvas a toda costa y a unos señores agricultores (o como se llame el que lleva "el tema uvas") se les ocurrió inventar la tontería ésta para poder sacarlas al mercado... en fín... el ser humano, que "es asín"...
Srta. Marta 31/12/08

lunes, 29 de diciembre de 2008

Ataraxia

Disposición del ánimo propuesta por los epicúreos, estoicos y escépticos gracias a la cual alcanzamos el equilibrio emocional mediante la disminución de la intensidad de nuestras pasiones y deseos, y a la fortaleza del alma frente a la adversidad. Tranquilidad espiritual, paz interior.
.
Esta disposición del espíritu es muy parecida a la apatía propuesta por los estoicos e incluso muchos autores no creen necesario distinguirla. Sin embargo se pueden señalar algunas diferencias. Así, la apatía es más típicamente estoica y la ataraxia se encuentra con más frecuencia en las propuestas de los filósofos epicúreos y escépticos.
La ataraxia, como la apatía, es el estado anímico que nos permite alcanzar la felicidad. Se consigue mediante la disciplina del apetito para que éste nos presente sólo deseos moderados, y tras aprender a aceptar los males y a renunciar a los deseos cuando sean imposibles de cumplir. El matiz más importante que separa la ataraxia de la apatía es que la apatía promueve la felicidad como consecuencia de la eliminación de las pasiones y deseos; por el contrario, la ataraxia lo hace mediante la creación de la fortaleza espiritual, fortaleza frente al dolor corporal y las circunstancias adversas. Aunque en el fondo los dos estados anímicos llevan a las mismas consecuencias: indiferencia o imperturbabilidad ante todo.
Epicuro compara el estado espiritual de la ataraxia con el total reposo del mar cuando ningún viento mueve su superficie. Finalmente, tanto un estado como el otro otorgan al sabio la libertad: libertad frente a las pasiones, afectos y apetitos, libertad ante la coacción de otras personas, libertad ante las cosas y circunstancias que se oponen a nuestros proyectos.
.