miércoles, 31 de marzo de 2010

Orgullo y prejuicio y zombis

Capítulo 1

Es una verdad universalmente reconocida que un zombi con cerebro necesita más cerebros. Esa verdad nunca fue más evidente que durante los recientes ataques acaecidos en Netherfield Park, en los que dieciocho miembros de una familia y sus sirvientes fueron asesinados y devorados por una legión de muertos vivientes.

—Querido señor Bennet —le dijo su esposa un día—, ¿te has enterado de que Netherfield Park vuelve a estar ocupado? El señor Bennet respondió negativamente y continuó con su labor matutina, consistente en afilar su daga y pulir su mosquete, pues en las últimas semanas los ataques de los innombrables se habían producido con alarmante frecuencia. —Pues lo está —afirmó su esposa. El señor Bennet no contestó. —¿No quieres saber quién lo ha alquilado? —preguntó su esposa irritada.
—Estoy puliendo mi mosquete, mujer. Sigue hablando si quieres, ¡pero deja que me ocupe de la defensa de mi propiedad!
La señora Bennet lo interpretó como una invitación a proseguir. —Verás, querido, la señora Long dice que Netherfield ha sido alquilado por un joven de gran fortuna, que huyó de Londres en una calesa de cuatro ruedas cuando la extraña plaga atravesó la línea Manchester.
—¿Cómo se llama?
—Bingley. Un soltero de cuatro o cinco mil libras anuales. ¡Qué gran partido para nuestras hijas!


martes, 30 de marzo de 2010

Hombres

Christian Bale







Me pasó desapercibido en "El Imperio del Sol", me encantó en "American Psycho", le disfruté enormemente en "El Maquinista" (qué grimita daba) e interpretando a Jesús en "María madre de Jesús" (de esas pelis que te ponen en la sobremesa del domingo y te la encuentras y anda, que está bien y todo) y me decepcionó en "El Caballero oscuro" (pero el personaje de Bruce-Batman no da para más, es de comprender...). Otro hombre con el que "tendría alguna que otra charla de esas a calzón quitao"... Creo que no tengo un estereotipo físico claro... eso sí, los guaperas como que no...

lunes, 29 de marzo de 2010

Lecturas cortas

Si dices la verdad, no tendrás que acordarte de nada.

Mark Twain


Se lo había dicho muchas veces a sí mismo: para mentir, o al menos, para que no te pillen, son fundamentales 2 cosas: primera, tener muy buena memoria y segundo, hablar lo justo.

Desgraciadamente -para su desgracia- no andaba bien de ninguna de las dos premisas necesarias... aunque estaba aprendiendo a contar "lo justo" para no meter la pata... "la experiencia es un grado",-se decía.
Y además, es que ella no era tonta y no "tragaba"...

Vaya ganas de andar todo el día "en tensión" para no meter la pata...


Srta. Marta, sept. 2009

domingo, 28 de marzo de 2010

sábado, 27 de marzo de 2010

El (una historia que no pudo ser)




Alimenta mi alma
en la distancia

Me imagino con él:
su sonrisa...
su furia desatada
contra mi cuerpo.


Mi ansia
dulce miel
siendo saboreada por él

Srta. Marta, 2006

viernes, 26 de marzo de 2010

Fue un placer mientras duró...

o mejor dicho...
¿duró mientras fue un placer?


Srta.Marta, 2009

jueves, 25 de marzo de 2010

Nosce te ipsum

para los latinos y gnosti te autvn para los griegos. Esta inscripción, puesta en la entrada del templo de Delfos, es precisa para vivir sanamente, para ser mejor, para crecer en sabiduría, en última instancia, para ser más feliz. Y anda que no es difícil...


Ah, quiere decir lo que traduciríamos como el famoso: "conócete a ti mismo", frase que al parecer, Sócrates hizo suya (qué pillín).


La chica de la foto ya ha empezado con la labor... vaaaaaaaale, es una coña

miércoles, 24 de marzo de 2010

Entre otras cosas...


A mí me falla el "timing"...

y la foto no tiene nada que ver pero es mu graciosa

martes, 23 de marzo de 2010

Orgasmos, risas y procreación

“El orgasmo femenino, pues,
sería como un accidente feliz,
sin un mas allá biológico”
Francisco Mora en su libro: "El científico curioso"


Y está claro, ¿la naturaleza es machista, sabia o todo lo contrario? Porque lógicamente el orgasmo femenino no se precisa para quedarse embarazada, mientras que el masculino esta íntimamente ligado a la eyaculación (digan lo que digan). ¡¡¡¡¡¡Pues viva el accidente!!!!!!
Y me pregunto yo ahora... "¿el género femenino humano es el único capaz de tener un orgasmo?".

-”En el libro «El científico curioso» plantea usted preguntas como ¿por qué nadie se ríe cuando hace el amor?
-”El hombre no, desde luego. Y la gran mayoría de las mujeres, tampoco. El hombre no ríe porque el acto del orgasmo y la eyaculación es muy agresivo, activamos la misma parte del cerebro que cuando nos peleamos con alguien, el llamado vegetativo simpático, que es contrario al de la mujer, el parasimpático, el de relajación. El orgasmo en la mujer no sirve para nada desde la perspectiva evolutiva. Dos tercios de la mujeres no saben que existe. Es un drama. En el hombre es imprescindible para la eyaculación. La mujer no necesita el orgasmo para engendrar".



¿Y Tú, te ríes o has reido al llegar al orgasmo?

lunes, 22 de marzo de 2010

domingo, 21 de marzo de 2010

Aunque yo me paso...



"Para hallar la verdad es preciso dudar de todas las cosas"
René Descartes

sábado, 20 de marzo de 2010

viernes, 19 de marzo de 2010

Lecturas cortas

"Se nos rompió el amor de tanto usarlo"... cantaba "la más grande" y no sabía muy bien porqué, pero se paró a pensarlo.
En realidad, la frase tenía su verdad, tanto amor, tan intenso... ese "amor" que es pasión de la que te remueve y te desgarra las entrañas y el alma cuando te toca y se te mete dentro hasta infiltrarse en cada célula de tu cuerpo, se desgasta al usarlo tan intensamente y suele ser rápido.
Pero se daba cuenta de que no usarlo también suponía que se oxidase, que quedase inservible y terminase desapareciendo...

Srta.Marta, dic.2009

"Se nos rompió el amor
de tanto usarlo
de tanto loco abrazo
sin medida"



jueves, 18 de marzo de 2010

Candyshop












"Dime cual es tu sabor favorito y yo te lo daré" Candyshop, Madonna

miércoles, 17 de marzo de 2010

Cosas del Fitur...

El vino se me ha subido a la cabeza... me río cuando caigo sobre su cama después de quitarme el abrigo y dejarlo tirado por ahí y me mira, me sonríe, divertido.

Me gusta su sonrisa y lo sabe, la utiliza junto con su mirada rasgada, para seducirme, para tenerme en sus manos.
Recostado a mi lado me observa. Me quedo callada e intento ponerme seria y le miro a los ojos, observo su mirada mitad oriental-mitad occidental, producto de la mezcla de razas en su familia, lo normal allá en su país.
Acaricia mi rostro, casi sin tocarlo en realidad y se levanta, me ayuda a incoporarme y me lleva hacia el baño. Cuando voy a preguntar, antes de que diga nada, un dedo en mis labios hace que guarde silencio. Espero de pie junto al lavabo mientras él pone el tapón en la bañera y abre los grifos, regula la temperatura y deja el agua correr. Se sienta en el borde de la bañera y me atrae junto a él.

Desabrocha los botones de mi blusa, dejando la piel al desnudo, la lencería al descubierto. Estoy nerviosa, él lo nota y me pide que me deje llevar. Me desnuda por completo y me tiende la mano para ayudarme a entrar en la bañera.
Arremanga su camisa y se enjabona las manos antes de empezar a deslizar sus dedos por mi piel: los hombros, un brazo, la mano, luego el otro, los pechos... hace que me gire... la espalda, el culo, los muslos...
Vuelve a poner jabón en sus manos y vuelve a girarme y se agacha; desliza sus manos por mi estómago, vientre, caderas, muslos, piernas a la vez que observa lo que hace, cada centímetro de piel que recorre, en silencio... vuelve a subir, se incorpora y me mira a los ojos.

Su presencia me resulta imponente (y más ahora sin tacones, su metro ochenta frente a mi metro sesenta "pelao"), me gustan sus ojos semirasgados (se te hace raro tan alto y con ese aire oriental), su sonrisa, su pelo largo y muy negro. Ese cierto aire de malo de las pelis orientales que fue lo primero que me hizo fijarme en él... y cómo se llamaba ese actor... sí, Tagawa...
.
Estoy tremendamente excitada, deseo que me toque sin parar, deseo su piel en mi piel, sus labios, su carne... desliza su mano por mi pubis hacia mi sexo. No deja de mirarme a los ojos y yo intento mantener la mirada cuando sus dedos encuentran el centro de mi placer, ese rincón que me hace estallar... Mis labios entreabiertos dejan escapar un gemido.

Me estremezco.

Srta. Marta, feb. 2005

martes, 16 de marzo de 2010

La belleza


Soy bella, oh mortales, como un sueño de piedra,
y mi seno, que a uno tras otro ha martirizado,
está hecho para inspirar al poeta un amor
eterno y mudo igual que la materia.

Yo reino en el cielo como una esfinge incomprendida;
uno un corazón de nieve en la blancura de los cisnes;
odio el movimiento que se sale de sus límites,
y nunca lloro ni nunca río.

Los poetas, ante mis impresionantes posturas,
que parecen tomadas de los más audaces monumentos,
consagrarán sus días a austeros estudios;

pero tengo, para fascinar a estos dóciles amantes,
puros espejos que hacen todo más bello:
¡mis ojos, mis grandes ojos de claridades eternas!

Charles Baudelaire

Pues que se fastidie


"Dios le castigó

poniendole en manos de una mujer"

(Libro de Judith, 16, Capítulo VII )