sábado, 27 de marzo de 2010

El (una historia que no pudo ser)




Alimenta mi alma
en la distancia

Me imagino con él:
su sonrisa...
su furia desatada
contra mi cuerpo.


Mi ansia
dulce miel
siendo saboreada por él

Srta. Marta, 2006

1 comentario:

Nana Nicotina dijo...

Ay, a mí es que el ansia me puede mucho...