lunes, 29 de marzo de 2010

Lecturas cortas

Si dices la verdad, no tendrás que acordarte de nada.

Mark Twain


Se lo había dicho muchas veces a sí mismo: para mentir, o al menos, para que no te pillen, son fundamentales 2 cosas: primera, tener muy buena memoria y segundo, hablar lo justo.

Desgraciadamente -para su desgracia- no andaba bien de ninguna de las dos premisas necesarias... aunque estaba aprendiendo a contar "lo justo" para no meter la pata... "la experiencia es un grado",-se decía.
Y además, es que ella no era tonta y no "tragaba"...

Vaya ganas de andar todo el día "en tensión" para no meter la pata...


Srta. Marta, sept. 2009

2 comentarios:

vidimus dijo...

Yo ya meto bastante la pata como para además meterme en líos de mentiras y verdades. Creo que sé por quién lo dices, pero chica, estás mejor sin gente así, ¿no?

Srta. Marta dijo...

bueno, tienen su lado interesante, si olvidas lo otro y no les das más importancia de la que deben tener... para ciertas cosas vienen bien.. ejem...