viernes, 11 de marzo de 2011

viernes, 21 de mayo de 2010

38

"Lo que nadie entiende sobre los cumpleaños y lo que nadie te dice nunca es que cuando cumples once, también tienes diez, y nueve, y ocho, y siete, y seís, y cinco, y cuatro, y tres, y dos, y uno. Cuando despiertas en tu cumpleaños número once supones que te sentirás de once, pero no. Abres los ojos y todo es igual que ayer, sólo que es hoy día. Y no te sientes de once en absoluto. Sientes que aún tienes 10. Y así es, sigues teniendo diez, sólo que debajo del año que te hace tener once"..."Como esos días en que vas y dices algo estúpido, esa es la parte de ti que aún tiene diez. O quizás esos otros días en que quieres sentarte en las piernas de tu mamá porque tienes miedo, esa es la parte de ti que tiene cinco. Y quizás algún día cuando ya estés toda adulta querrás llorar como si tuvieras tres, y está bien."..."No te sientes de once. No de una vez. Te tardas unos días, o semanas, hasta meses a veces antes de que puedas contestar Once cuando alguien te pregunta la edad. Y no te sientes inteligente como la gente de once hasta que tienes casi doce. Así son las cosas."




"Once", de Sandra Cisneros
¿y cuando te caen los 38?

domingo, 4 de abril de 2010

Lecturas cortas

Hay muchas cosas injustas
demasiadas...
lo entiendo, la vida es así, vivir es así...


- se dijo en alto,
sentada en la taza del báter
mientras hacía pis,
mirándose en el espejo
como si hablase con otra persona

Lo que me toca las narices
es que
parece que siempre nos toque a las mismas personas...

Srta.Marta, 2009

sábado, 3 de abril de 2010

Plus size


viernes, 2 de abril de 2010

Black Snake Moan










Hubo un tiempo en que Lazarus tocaba blues; una época en que el local de Bojo se venía abajo escuchándole. Pero ahora el mundo se le ha venido encima. Amargado y roto, incapaz de sobreponerse al fracaso de su matrimonio y a una mujer que le engañaba, sólo piensa en que ha sido traicionado... hasta que aparece Rae. Lazarus la encuentra medio desnuda tirada en una cuneta después de recibir una terrible paliza. Este hombre de mediana edad temeroso de Dios no tarda en descubrir que la joven blanca a la que está cobijando es la fulana de la pequeña ciudad de Tennessee donde vive. Oyéndola delirar, comprende que el problema de Rae se debe más a la falta de amor que a otra cosa. Sufrió abusos sexuales de niña, su madre la abandonó y ahora, los hombres la usan como y cuando quieren. Su tabla de salvación era Ronnie, pero la esperanza se desvanece cuando el chico es llamado a filas. Rae, desesperada, empieza a drogarse y vuelve a la única vida que conoce: dar a cualquier hombre lo que pide... hasta que aparece Lazarus.


jueves, 1 de abril de 2010

Frase

"Tratadlas como princesas y os trataran como reyes",

al parecer, de una ex-puta, en un foro de internet.
Se podría extrapolar a la vida en general...

miércoles, 31 de marzo de 2010

Orgullo y prejuicio y zombis

Capítulo 1

Es una verdad universalmente reconocida que un zombi con cerebro necesita más cerebros. Esa verdad nunca fue más evidente que durante los recientes ataques acaecidos en Netherfield Park, en los que dieciocho miembros de una familia y sus sirvientes fueron asesinados y devorados por una legión de muertos vivientes.

—Querido señor Bennet —le dijo su esposa un día—, ¿te has enterado de que Netherfield Park vuelve a estar ocupado? El señor Bennet respondió negativamente y continuó con su labor matutina, consistente en afilar su daga y pulir su mosquete, pues en las últimas semanas los ataques de los innombrables se habían producido con alarmante frecuencia. —Pues lo está —afirmó su esposa. El señor Bennet no contestó. —¿No quieres saber quién lo ha alquilado? —preguntó su esposa irritada.
—Estoy puliendo mi mosquete, mujer. Sigue hablando si quieres, ¡pero deja que me ocupe de la defensa de mi propiedad!
La señora Bennet lo interpretó como una invitación a proseguir. —Verás, querido, la señora Long dice que Netherfield ha sido alquilado por un joven de gran fortuna, que huyó de Londres en una calesa de cuatro ruedas cuando la extraña plaga atravesó la línea Manchester.
—¿Cómo se llama?
—Bingley. Un soltero de cuatro o cinco mil libras anuales. ¡Qué gran partido para nuestras hijas!