viernes, 21 de agosto de 2009

como la vida misma

Mientras la señora Lamentaciones desgrana un día más el rosario de sus penas, me doy cuenta de que llevo años escuchando las mismas quejas contra los hombres. Pero dejo que hable, eso la alivia y a mí me ayuda a profundizar en la compleja naturaleza humana.

- Siempre he tenido muy mala suerte con los hombres- suspira.

Como hoy no tengo ganas de jugar a la verdad, no le digo que en su catálogo de amores hay un elevado número de hombres casados que no sólo engañaban a sus mujeres, sino también a sus amantes; divorciados sin oficio ni beneficio que habían abandonado a sus hijos y que, como era de preveer, también abandonaron a los hijos que tuvieron con ella; y todo tipo de inadaptados sociales que cuando llegaban a ella no habían conseguido mantener una pareja más de seis meses seguidos. El final de todos sus romances era previsible para todos, excepto para ella.

Ha estado hablando más de una hora y media. Cuando termina, yo callo y pido un whisky al camarero.

- ¿Y tú?
- ¿Yo qué?


- ¿Sigues viendo a Santiago?

- No. Se ha ido a vivir con otra mujer.

- ¡Qué cabrón! Y ¿tú cómo estás?

- Yo bien. Él quería una mujercita que le cuidara en sus últimos años y yo no tenía ningún intención de instalarme en su vida, porque me gusta mucho la mía. Es lógico que se haya ido con la que se comprometía a vivir para él.

- Hija, tal y como lo cuentas, parece que no te ha dado pena dejar de verle.

- ¿Pena? Sí, claro que me ha dado pena. Era un hombre muy inteligente y lo pasábamos muy bien en la cama. Pero soy consecuente- añado encogiéndome de hombros-: seguir siendo libre implica que, tarde o temprano, ellos busquen a otra que sí quiera encadenarles. Es lo que yo he escogido, no tengo derecho a lamentarme

visto en: http://proscritosblog.com/2009/08/11/decisiones/


y yo añado: por eso siempre he dicho que no formalizaría nada serio con alguien que previamente ha dejado a su mujer por mí... es que no me fiaría jamás... además de que me gusta estar con alguien, pero seguir teniendo independencia y es bastante complicado compaginar las dos cosas...

4 comentarios:

Who dijo...

Marta, hay algo que me sorprende y, es el hecho de tu capacidad para escribir tanto, me gustaría saber cómo lo haces para hallar temas y desarrollarlos con calidad o simplemente se trata de escribir lo primero que se me ocurra sin importar lo demás.
Saludos, Who.

Nana Nicotina dijo...

Sólo por curiosidad... el dibujo de la imagen de cabecera de tu blog y de tu perfil, ¿no será de Suehiro Maruo...?

Srta.Marta dijo...

Who, navego mucho, tengo muchas inquietudes y más ahora que estoy aburrida en casa (convaleciente de una operación), aunque no pueda entrar asíduamente a internet. Inquieta intelectualmente que es una. Y que me da igual si lo que pongo gusta o no al resto, me gusta a mí que es lo importante, por eso hay tanto y de tantas cosas supongo.

Srta.Marta dijo...

Nana, supongo que sí, yo lo encontré y lo tomé, pero jamás diré de algo que no he dibujado o fotografiado yo, que es mío, que conste (y esos no lo son).