miércoles, 9 de diciembre de 2009

A rugir tocan

"Si no eres capaz de afrontar abiertamente tu sexualidad, jamás conseguiras descubrir tu auténtica espiritualidad. Tu espíritu terrenal ayuda a descubrir tu espíritu celestial. Comtempla aquello que te dio vida para descubrir aquello que te llevará a la inmortalidad"
.
El sexo oral constituye la forma más poderosa de estimular la memoria y la inteligencia corporales para crear energías y capacidades de la juventud. Nada ejerce una mayor influencia para nuestra salud como lo oral
.
El semen es el fluido corporal que se compone principalmente de proteinas, no es un excremento. Su calidez incrementa el riego sanguíneo de la zona del cuerpo en la que se aplique y actúa de astringente en la generación de células nuevas y tejidos de la piel. También incide en los pigmentos llamados melanina que se encuentran por debajo de la epidermis. Al practicar sexo oral aumenta el flujo sanguineo en el cutis, con lo cual suviza, dilata los poros, creando una situación en la que el semen puede penetrar y ejercer un efecto beneficioso
.
Durante el sexo oral también se ejercitan todos los músculos faciales, la mayoría de los cuales nunca se trabajan. Los que se utilizan para chupar son especialmente útiles para reducir los tejidos grasos del rostro, así como para eliminar o prevenir las arrugas y las marcas de envejecimiento. Se refuerzan y limpian las encías tanto mediante los movimientos de succión como con el aumento en la secreción de saliva. También se mejora la respiración nasal
.
Hsi Lai: "Enseñanzas sexuales de la Tigresa Blanca: los secretos de las maestras taoístas".
En la antigua China, las tigresas blancas eran mujeres veneradas por los hombres, porque dominaban el arte del placer supremo. Para conseguirlo, dedicaban años a su entrenamiento y formación.

Las Tigresas Blancas son un grupo de mujeres taoístas cuyo objetivo en la vida es restaurar su juventud y conseguir la inmortalidad espiritual. Creen que este objetivo sólo se puede conseguir a través del sexo, ya que la energía sexual es, según la filosofía taoísta, la más poderosa que poseemos.
Estas mujeres se hacen llamar Tigresas Blancas porque la cultura china cree que el tigre es el animal más dominante de la Tierra. Es el símbolo de la mujer y del yin. La actividad de estas mujeres se asemeja a la de las tigresas reales, que, para poder quedarse preñadas, tienen que copular más de cien veces. Es decir, la tigresa necesita una cantidad de esperma muy superior a la del resto de los animales. Por eso es un animal muy seductor: tiene que atraer a muchos machos. En general, al macho le basta con una sola cópula. Así que la tigresa tendrá que usar todas sus armas para “engatusar” a otros, lamiéndolos y exhibiéndose delante de ellos. Pero la tigresa es también un animal muy solitario que se reúne socialmente en muy pocas ocasiones.
En general, la Tigresa Blanca llega al orgasmo a través de la estimulación manual del clítoris. Sin embargo, a veces, acepta que sus Dragones Verdes le hagan sexo oral con una condición: tienen que provocar su orgasmo y no están autorizados a parar hasta que lo hayan conseguido. La técnica utilizada por el Dragón Verde consiste, además de la estimulación con la boca, en acariciar con movimientos circulares el clítoris usando el dedo índice. Simultáneamente mete y saca su lengua en la vagina con movimientos rápidos. La estimulación sexual conseguida entre las caricias del dedo y la acción de la lengua es muy grande. La Tigresa genera mucho fluido vaginal que alimenta al Dragón Verde, ya que tiene propiedades medicinales y se le atribuye también la facultad de rejuvenecer.

Beber el aliento del dragón: así se denomina el hecho de asimilar la energía masculina -o yang- durante el sexo oral. El manual explica que mientras para el hombre una relación sexual implica una pérdida de energía, en el caso de la mujer sucede exactamente lo contrario. Pero para que cada encuentro te revigorice, la clave es bien sencilla: menos penetración y más recursos orales, aseguran las tigresas.

El hecho de que el sexo oral sea el plato principal dentro del menú sexual de la tigresa, no significa que el dragón nunca esté dentro de ella. En lo absoluto. Sólo que lo hace de vez en cuando, muy lentamente, invirtiendo mucho más tiempo en el juego previo.

2 comentarios:

Nana Nicotina dijo...

Que vivan las Tigresas Blancas. Si lo que postulan es cierto, entonces me auguro a mí misma un futuro de cutis perfecto; por no hablar ya de lo de asimilar el aliento del Dragón... de mi dragón.
Cuánto nos enseñas, Srta. Marta, ¡viva!
Un abrazo!

vidimus dijo...

"El sexo oral constituye la forma más poderosa de estimular la memoria y la inteligencia corporales"

Vaya, pues de eso necesito para mis oposiciones :-P